El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha recordado este martes que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha defendido que los miembros del PSOE que sean imputados "por un delito" deben dejar los escaños, pero desconoce "en calidad de qué" han sido citados por el Supremo los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Es una declaración que habían pedido ellos de manera voluntaria para aclarar todos los extremos" Vázquez ha reaccionado de esta forma al ser preguntado, en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno, sobre la decisión del instructor del caso ERE en el Tribunal Supremo de citar como imputados a los cinco aforados implicados en la causa, entre ellos los expresidentes andaluces

Ha insistido en que desconoce "en calidad de qué" se les cita, aunque ha indicado que entiende que "es una declaración que habían pedido ellos de manera voluntaria para aclarar todos los extremos sobre el asunto que lleva el Supremo".

"No sé en calidad de qué han sido citados los expresidentes; en cualquier caso, la presidenta dejó clara cuál era su posición como secretaria general del PSOE de Andalucía y es que fueran imputados por el señalamiento de algún delito", ha recalcado.

El consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, ha afirmado que desconoce en qué calidad ha citado a declarar el Tribunal Supremo a los expresidentes de la Junta, pero ha aseverado que "no hay noticias de que haya pedido el suplicatorio" a las Cortes, por lo que "en calidad de inculpados no va a ser".

En declaraciones a los periodistas en Sevilla, De Llera ha dicho que está convencido de que el Supremo "lo va a hacer todo pulcra y justamente". Y ha eludido valorar que la citación se haya conocido un mes antes de las elecciones, pues "no voy a indicar la oportunidad de los actos de los jueces, ni de la Policía ni de los fiscales" y "son decisiones propias de la Justicia; están normalmente descritos los plazos en las leyes procesales e imagino que cumplirán esos plazos, como es natural".

Asimismo, ha dicho que respeta la decisión del Supremo de remitir a la jueza Mercedes Alaya el informe pericial elaborado a instancias de Chaves y Griñán, pero ha incidido en que "no estamos aquí para juzgar ninguna decisión judicial, sino para gobernar la Justicia y es a lo que me dedico, a que la justicia funcione en Andalucía lo mejor posible y en aquellas cuestiones que son de mi competencia".

Declaraciones de Susana Díaz

En este sentido, cabe recordar que en noviembre la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, aseguró que "cualquier persona" que resultara imputada tanto por el Tribunal Supremo o por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) "va a tener que dejar el escaño". La presidenta fue preguntada por los medios si con esa afirmación se estaba refiriendo a los expresidentes andaluces, a lo que Díaz respondió: "Me estoy refiriendo a todos".

Sin embargo, el PSOE ha afirmado que solo pedirá a los expresidentes andaluces que dejen sus escaños en el Congreso y en el Senado, respectivamente, si son llamados a juicio oral por el caso de los ERE, según ha afirmado su portavoz en el Congreso, Antonio Hernando.

Hernando ha explicado que, de acuerdo con el código ético del PSOE, el que Chaves y Griñán hayan sido citado como imputados por el instructor del caso de los ERE en el Tribunal Supremo no es motivo suficiente para que abandonen sus actas de parlamentarios. "El principio es claro, en el momento en que hubiese, cosa que descarto absolutamente, una llamada a juicio oral sería el momento de tomar decisiones", ha sentenciado.

Según Hernando, la citación del Supremo "no cambia las cosas" porque "el código ético es el que es"

No obstante, el portavoz parlamentario ha puntualizado que esta postura no contradice la mantenida en los últimos meses por Díaz y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, de que Chaves y Griñán tendrían que abandonar sus cargos en el Congreso y en el Senado si fuesen imputados. Según Hernando, la citación del Supremo "no cambia las cosas" porque "el código ético es el que es" y habla de dejar el escaño si van a juicio. Y ha diferenciado el caso de Chaves y Griñán del de los militantes socialistas expulsados por el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid o de los detenidos en la operación Púnica contra la corrupción.

Sin embargo, en la entrevista que el periodista Jordi Évole realizó al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el primero preguntó a Sánchez: "¿En caso de imputación, qué hará con Griñán y Chaves?". Y el líder socialista respondió: "Les exigiré que abandonen su acta de senador y diputado".

Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha instado al líder socialista a ser "coherente" y "consecuente" y, ya que asegura que está limpiando su partido, que no se deje una parte "un tanto oscura" y "coja el cubo, la fregona y pase el mocho también" al PSOE andaluz.

El dirigente popular ha pedido al líder del PSOE que "a la hora de limpiar no se deje una zona un tanto oscura" en Andalucía porque allí su partido acumula ya "demasiados casos de corrupción" y se cuentan por centenares los socialistas implicados. "Cuando se hacen declaraciones de limpieza hay que ser coherentes y consecuentes", ha agregado, antes de recordar que cuando estalló el caso de los ERE, la Junta andaluza decía que no tenía nada que ver y que era "cosa de cuatro golfos" y hoy van 286 imputados, dos de ellos los expresidentes.

"Caso muy grave"

Preguntado por si Chaves y Griñán deberían dejar sus respectivos escaños en el Congreso y el Senado, ha señalado que esa decisión les corresponde "a ellos y a su partido" y ha insistido en que éste es un "caso muy grave" con "responsabilidades políticas" en el que se investiga la utilización "espuria" de entre 200 y 800 millones de euros.

No obstante, ha explicado que desde su punto de vista, el momento de la dimisión de un cargo público debe fijarse no en la imputación, sino más adelante, concretamente en la apertura de juicio oral. Pero en cualquier caso, ha pedido a Sánchez que no utilice una "doble vara de medir" en Andalucía y en Madrid donde ha actuado, a su juicio, por "meras sospechas" y ha decidido destituir a Tomás Gómez como líder del PSM.

Además, Hernando ha insistido en la conveniencia de que los partidos se pongan de acuerdo en cuándo se debe producir la dimisión de los cargos públicos implicados en casos de corrupción.

Por su parte, el candidato de IU a la Presidencia del Gobierno y diputado por Málaga, Alberto Garzón, ha calificado de "hipócrita" la actitud del PSOE y ha censurado que los socialistas "maticen sobre sus propias coordenadas". Y ha añadido que "me parece hipócrita con respecto a sus propias coordenadas, primero las dan y ahora ya matizan", subrayando que el PSOE tiene "la sombra de la corrupción" en varios de sus escaños.

Aunque ha recordado que la imputación es una garantía jurídica y que "nadie ha dicho aún que sean culpables", para Garzón es "obvio" que hay "indicios de responsabilidad política" y ha dicho que, como andaluz, cree "indignante" que sobre dos expresidentes haya "sospecha de culpabilidad en un proceso de corrupción". De ese modo, ha pedido que "se aclare lo antes posible" porque "la sombra de la corrupción ya es suficientemente larga y queremos saber la verdad".

A su juicio, el PSOE incurre en "incoherencias" si no pide a los imputados que dejen el escaño y, como ha dicho en su perfil de Twitter, cree que los socialistas caen en el "donde dije digo..." si ahora, pese a lo afirmado por el secretario general y la secretaria del PSOE-A no se pide a los expresidentes que entreguen sus actas como diputado o senador. "Sería muy incoherente (si ahora no lo pidieran)", ha ahondado el diputado de IU, que ha advertido de que, en cualquier caso, los ciudadanos mirarán "con lupa" todos los "casos de corrupción".

Para Garzón, la actual situación pone de manifiesto que el pacto de Gobierno en Andalucía se "rompió" por el "miedo" de Díaz "a investigar la corrupción". Asimismo, ha afirmado que "ella esperaba algo parecido a esto en los ERE y en los cursos de formación; era lo que más temía y los demás motivos sobre la ruptura fueron excusas", ha concluido.

Supongo que Pedro Sánchez ya habrá exigido el acta de Diputado y Senador a Chaves y Griñán" Mientras, la portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, cree que Pedro Sánchez ya debería haber pedido sus actas parlamentarias a los expresidentes andaluces. 

La líder de UPyD ha reaccionado de esta forma en su cuenta personal de Facebook tras conocer la decisión del Supremo. "Supongo que Pedro Sánchez ya habrá exigido el acta de Diputado y Senador a Chaves y Griñán. ¿O Andalucia es territorio aparte?", pregunta en un comentario.

Pero además, critica que la declaración vaya a tener lugar después de las elecciones autonómicas andaluzas y lo achaca a un intento por "salvar" el bipartidismo o incluso el tripartidismo. "Lo que haga falta para que no cambie nada", lamenta. 

Díez acompaña su comentario con una fotografía en la que aparecen Chaves y Griñán junto a Susana Díaz y apunta: "El Supremo imputa a los padrinos y salva a la ahijada. Y, por supuesto, les cita a declarar tras las elecciones, no vaya a ser que influya en el resultado".

Por otro lado, el candidato de Ciudadanos a la Junta,  Juan Marín, ha exigido a Susana Díaz que deje "de dar cobertura" a los expresidentes andaluces, quienes, a su juicio, deberían "dimitir inmediatamente".

"Respetamos la presunción de inocencia siempre, pero la presidenta Susana Díaz debe dejar de dar cobertura a Chaves y Griñán y que dimitan inmediatamente, apartándose totalmente de la vida pública", ha recalcado Marín, quien ha recordado que la decisión del Alto Tribunal "se extiende también" a varios exconsejeros y "va totalmente en contra de lo que plantea Ciudadanos, que no permitirá que un solo cargo público u orgánico vaya en sus listas".

Marín ha lamentado que "Andalucía siga siendo portada a nivel nacional por el mayor escándalo de corrupción que se recuerda en nuestra comunidad autónoma". 

Consulta aquí más noticias de Sevilla.