El exalcalde de Tolox (Málaga) Juan Vera —que se presentó por Convergencia Andaluza— ha vuelto a asegurar este martes ante un juez que "nunca" pensó que las licencias urbanísticas que otorgó pudieran ser ilegales sino, no las hubiera firmado y que no dio el visto bueno a ningún permiso que llevara un informe desfavorable.

El Juzgado de lo Penal número 4 de Málaga acoge este martes la celebración de dos de los ocho juicios previstos para los próximos días contra el exregidor de Tolox por delitos urbanísticos. Las vistas continuarán este miércoles, el jueves 19 y el próximo día 25 de este mes de febrero.

Vera, que cuenta ya con cinco condenas firmes por delitos contra la ordenación del territorio y anunció su decisión de dimitir después de que la Audiencia malagueña confirmara la primera de ellas, ha declarado que en ningún momento se le advirtió de la supuesta ilegalidad de la licencia por ningún técnico u organismo.

Asimismo, ha asegurado que "confiara o no" en los técnicos "tenía que aceptar lo que ellos decían en sus informes", negando que diera indicaciones tanto a la secretaria como al arquitecto municipal. Además, ha señalado que no revisaba los expedientes porque no era su competencia.

Según han indicado a Europa Press fuentes judiciales, en las causas que se verán en esta tanda de juicios, la Fiscalía acusa a Vera por conceder licencias supuestamente contrarias a la legalidad urbanística vigente, permisos con los que se daba vía libre a la construcción de viviendas en distintas zonas del municipio.

El primer juicio de este martes se trata de una licencia para dos bloques, con 31 viviendas y piscina en calle Chopillo, donde, según ha indicado, antes de ser él alcalde, los tres anteriores regidores ya habían otorgado permisos. Su defensa ha aportado un informe en el que se señala que el suelo era urbano consolidado.

En esta primera causa, también está acusado el que era arquitecto municipal en 2005, que ha llegado a un acuerdo de conformidad con el fiscal y se ha limitado a admitir, a preguntas del ministerio público, que realizó un informe favorable "a sabiendas" de que era suelo no urbanizable y no se podía conceder la licencia.

La que era secretaria municipal hasta finales de 2005 ha declarado como testigo en esta causa y ha asegurado que el alcalde le retiró las funciones porque "los informes eran desfavorables y no eran de su agrado", apuntando que éste "siempre intentaba que cambiara" el sentido de sus dictámenes.

CONDENAS

Inicialmente, el fiscal solicita en la mayoría de las causas por delito urbanístico que serán juzgadas estos días que se imponga al exalcalde un año de prisión, aunque cabe la posibilidad de que en las conclusiones finales aumente la petición de pena, teniendo en cuenta las condenas ya firmes y las causas pendientes.

El exregidor tiene cinco sentencias de la Audiencia de Málaga que confirman las condenas de 15 meses de prisión y 10 años de inhabilitación cada una, dictadas por el Juzgado de lo Penal número 8. La Fiscalía se ha opuesto ya en varias ocasiones a que se suspenda el ingreso en prisión del exregidor.

Distintos tribunales han ratificado que Vera concedió licencias de obra en suelo no urbanizable para construir viviendas "a pesar de constarle" que no se ajustaba a la legalidad y han declarado probado que el alcalde tenía la intención de proceder al crecimiento urbanístico "sin respetar las normas vigentes" en el municipio.

Consulta aquí más noticias de Málaga.