Tanque prorruso en Donestk
Tanque prorruso en las calles de Donestk, Ucrania. EFE/EPA/ALEXANDER ERMOCHENKO

La canciller alemana Angela Merkel habló por teléfono con los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y Ucrania, Petro Poroshenko, con quienes acordó "pasos concretos" para que la OSCE pueda supervisar el cumplimiento de los acuerdos de alto al fuego en el este de Ucrania.

Así lo informó este martes el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, que indicó que ante todo se trata de facilitar la presencia de la OSCE en Debáltsevo, donde se han registrado el mayor número de violaciones a los acuerdos.

Seibert no dio más detalles de la conversación. En Debáltsevo hay 8.000 soldados ucranianos que se encuentran cercados por los separatistas prorrusos.

Este martes los dos bandos deberían comenzar a retirar la artillería pesadaLas tropas ucranianas y los separatistas se acusan mutuamente de no acatar los acuerdos alcanzados la semana pasada en Minsk, con mediación de Francia y Alemania.

El plan de paz de Minsk contempla el comienzo la retirada de armas pesadas a partir del segundo día del alto al fuego, es decir a partir de este martes.

Los grupos en conflicto tienen dos semanas para llevar a cabo la retirada de armas.

La OSCE: "No hay que perder esta oportunidad"

Por su parte, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha instado a las partes involucradas en el conflicto en el este de Ucrania a abstenerse de cualquier actividad que pueda poner en peligro el alto el fuego.

En un comunicado publicado anoche, el presidente de turno de la OSCE y ministro serbio de Exteriores, Ivica Dacic, advirtió del riesgo de no aprovechar el acuerdo del cese del fuego que entró en vigor el pasado día 15.

"No hay que perder" esta nueva oportunidad para solucionar el conflicto, recalcó Dacic.