Crisis en Ucrania
Soldados del batallón de voluntarios de Ucrania "Azov" realizan ejercicios en una base de Mariupol (Ucrania). EFE/Ivan Boberskyy

Las Fuerzas Armadas de Rusia han desplegado unos 2.000 militares en unas maniobras en el Distrito Militar Sur del país y unos 600 efectivos en la península de Crimea, anexionada a su territorio en marzo de 2014, según las agencias de noticias Interfax y RIA Novosti.

Estos ejercicios llegan un día antes del comienzo este miércoles de las conversaciones internacionales en Minsk (Bielorrusia).

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, tiene previsto reunirse este miércoles en Minsk con su homólogo ucraniano, Petro Poroshenko, y con el jefe de Estado de Francia, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, para intentar acordar una solución al conflicto en el este de Ucrania.

Un responsable del Distrito Militar Sur de Rusia, en el que se encuadra la zona fronteriza con Ucrania, ha asegurado a la agencia de noticias rusa que los ejercicios van a durar un mes. La agencia de noticias RIA, por su parte, ha informado de que más de 600 militares rusos han comenzado unos ejercicios en Crimea.

Una fuente de la Flota rusa del Mar Negro ha confirmado que las unidades de defensa costera han comenzado unas maniobras en la península, con unas 50 unidades de armamentos.

Combates en el este de Ucrania

Por otro lado, al menos siete militares ucranianos han muerto y otros 23 resultaron heridos en las últimas 24 horas en combates con los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, según el mando militar ucraniano.

A día de hoy, en los hospitales del país se encuentran ingresados 559 militares heridosEl parte de bajas fue ofrecido por el portavoz del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Vladislav Selezniov, en rueda de prensa. Agregó que a día de hoy en los hospitales del país se encuentran ingresados 559 militares heridos, 28 de ellos graves.

Por su parte, el Ayuntamiento de Donetsk, el principal reducto de de prorrusos en el este del país, comunicó que el lunes dos civiles murieron y otros doce resultaron heridos en la ciudad a consecuencias del fuego de artillería.

Según el mando ucraniano, los combates más intensos tienen lugar en los alrededores de Debáltsevo, estratégica plaza situada a medio camino entre las ciudades de Donetsk y Lugansk, ambas controladas por los secesionistas.

"Después de recibir la respuesta de los soldados ucranianos, los delincuentes se retiraron con numerosas bajas", señala el parte militar, que contabilizó un total de 18 ataques contra las fuerzas gubernamentales.

La propia ciudad de Debáltsevo, añade el comunicado, es castigada por la artillería separatista, de manera casi ininterrumpida, pero "pese a ellos los soldados ucranianos mantienen valerosamente sus posiciones y no piensa abandonarlas".

El mando de los separatistas informó el lunes de que, tras casi dos semanas de combates, han logrado cercar Debáltsevo, donde se encontrarían atrapados unos 6.000 efectivos gubernamentales. Los prorrusos aseguraron haber cortado las líneas de suministro de las fuerzas leales a Kiev, extremo que ha sido negado por la jefatura militar ucraniana.

Control de Novogrigorovka y parte de Kamenki

El número dos de las milicias de la autoproclamada república popular de Donetsk, Eduard Basurin, afirmó que las fuerzas prorrusas se hicieron este martes con el control de la localidad de Novogrigorovka y la parte norte de Kamenki, ambas en las afueras de Debáltsevo.

El declaraciones a DAN, la agencia de noticias de los separatistas de Donetsk, Basurin dijo que las tropas ucranianas se repliegan con "grandes pérdidas, tanto en hombres como en material bélico".

Agregó que las tropas del Gobierno de Kiev acumulan fuerzas en el sur de la región de Donetsk con el propósito de tomar por asalto las posiciones de las milicias en Novoazovsk, ciudad situada a orillas de mar de Azovsk y a menos de 10 kilómetros de la frontera con Rusia.