El ex presidente de Kutxabank, Mario Fernández, ha asegurado desconocer "absolutamente" la existencia de una denuncia contra su persona por parte de Kutxabank, y ha señalado que cualquier información o acción que dañe su honor tendrá una "adecuada respuesta", para lo que se reserva el derecho a ejercer las acciones legales que en su momento estime oportunas.

En un comunicado, Fernández ha explicado que sólo conoce que Kutxabank ha remitido a la Fiscalía una actuación "irregular" en la entidad bancaria durante su presidencia, que ha ascendido a 243.592,02 euros, cantidad que ya ha sido íntegramente devuelta, por las informaciones publicadas y los "rumores que se extendieron a lo largo de la tarde de ayer".

El exdirectivo del banco vasco ha aseverado que "nadie de Kutxabank, ni de sus accionistas" se han puesto en contacto con él para notificarle el inicio de ninguna acción legal y/o investigación. "Ante tal cúmulo de desinformación, sólo puedo manifestar mi sorpresa, indignación e indefensión", ha exclamado.

Asimismo, ha mostrado su sorpresa por el comunicado de Kutxabank publicado en los medios, que "parece dar por sentado unos presuntos hechos sobre los que a su vez pide investigación" y espera que las decisiones que Kutxabank tome en el futuro, se adopten "poniendo el foco exclusivamente en el interés de la entidad".

Tras reiterar la "integridad y honestidad" de su gestión durante el tiempo que tuvo "el honor" de presidir Kutxabank, se ha reafirmado en su compromiso con el banco vasco y con todas las personas que forman parte del mismo.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.