Crystal Fighters
La banda anglonavarra Crystal Fighters durante el concierto que ofrecieron en el Festival Internacional de Benicàssim (FIB). Domenech Castelló / Efe

Crystal Fighters, Los Planetas, Portishead o Noel Gallagher's High Fliying Birds son solo algunos de los "misiles" con los que el inglés Melvin Benn ha "rearmado" al que era el 'top' de los festivales en España, el FIB, para convertirlo de nuevo, cuando cumple 20 años, en "el más grande y mejor".

El cartel del festival, que se desarrollará entre el 16 y el 19 de julio en la localidad castellonense de Benicassim, se completa de momento con The Prodigy, Florence + The Machine, Bastille, Public Enemy, Clean Bandit y MØ.

Benn, que este lunes ha viajado a Madrid a presentar el avance de cartel del Festival Internacional de Benicássim (FIB), ha explicado que su objetivo principal es que el encuentro, creado en 1995 por los hermanos Morán, crezca en "entusiasmo y calidad", vuelva "la positividad" y sea "la mayor fiesta del verano".

Sobre el festival planeó en 2013 la amenaza del cierre y un concurso de acreedores y mantuvo una tendencia sostenida a la baja Sobre el festival planeó en 2013 la amenaza del cierre y un concurso de acreedores y ha mantenido una tendencia sostenida a la baja, debido a una política un tanto errática en la programación de bandas.

Pero la marca ha sobrevivido y aunque ha perdido desde 2011 cerca de 80.000 espectadores, "todo apunta" a su recuperación. "Estoy feliz con mis números, solo veo buenos augurios por todas partes para la edición de 2015: será más fuerte que nunca e irá más gente, estoy seguro", pronostica su director desde hace un año.

El director del festival, responsable del mayor promotor de eventos del Reino Unido, Festival Republic, revela que su principal objetivo es compartir con el público "un sonido propio, un sentido de la música, abrir nuevas áreas e ideas creativas".

"Los nombres de los artistas, estoy seguro, emocionarán al público, al que va a los festivales y al que no, porque tienen unas credenciales musicales impecables y unos de los 'punch' más contundentes del panorama, así que estoy convencido del éxito", asegura Benn (Hull, 1955).

Música "para espectadores de todo el mundo"

La intención de Benn, que se ha encargado del cartel íntegramente para la edición de 2015, es captar asistentes de una variedad más amplia de países, ya que actualmente el público británico y el español es el más numeroso.

El FIB ha firmado un acuerdo de ámbito internacional con Ticketmaster para la venta y distribución de entradas en un total de 15 países, 13 de ellos europeos.

El sonido de Crystal Fighters, que inaugurarán el festival, es "fantástico", como lo es el de Noel Gallagher's, con un nivel "impresionante", y dos ofertas "para espectadores de todo el mundo", dice Benn.

La idea es crear diversión en cualquier escenario, refrescar el festival, darle un tono especial Además de un cartel de "grupos estelares" en los dos escenarios principales, Benn ha decidido incluir dos nuevas áreas: Trenchtown, en la idea de su "electric picnic" del festival de Irlanda, con una especie de "pueblo" jamaicano y un par de pequeños escenarios, y Bearded Kitten, para el trabajo de los DJ.

"La idea es crear diversión en cualquier escenario, refrescar el festival, darle un tono especial y convertirlo en el mejor y el más grande de todos los que hay en España", ha asegurado.

Si el año pasado el precio de las entradas era de 120 euros, gastos de emisión aparte, este año será de 130 euros, pero todo incluido. "Es una oferta irresistible, para todos los bolsillos", ha bromeado Benn, que quiere que el FIB sea "realmente asequible y accesible".

Y si los grandes nombres no fueran suficiente, recuerda que The Prodigy presentará en el FIB su nuevo álbum, Today Is My Enemy; la actuación de Florence + The Machine será la única en España y Noel Gallagher's High Flying Birds defenderá su último disco, Chasing Yesterday, que sale en marzo.