La madre que mató al violador de su hija pide el indulto por trastorno mental

  • La solicitud está en manos del equipo del ministro de Justicia, Rafael Catalá, que deberá decidir si cambian la condena de asesinato a homicidio.
  • Entre los motivos de la defensa se encuentra la paradoja de que la joven violada esté pagando 50 euros a la familia del violador.
María del Carmen García (i), la mujer de Benejúzar (Alicante) condenada por matar al violador de su hija, a su llegada al Centro Penitenciario de Fontcalent.
María del Carmen García (i), la mujer de Benejúzar (Alicante) condenada por matar al violador de su hija, a su llegada al Centro Penitenciario de Fontcalent.
Morell / EFE

El abogado de la mujer de Benejúzar (Alicante) que fue condenada por matar al violador de su hija, tras rociarle con gasolina y prender fuego, ha confiado en que el Gobierno otorgue el indulto antes del verano a partir de la revisión de las circunstancias atenuantes que rodearon el suceso.

El letrado de María del Carmen García, Joaquín Galant, ha explicado que el Ejecutivo tiene pendiente de resolver esta petición de indulto, la tercera presentada y que se respalda en la enfermedad mental que la mujer padece desde que el 17 de octubre de 1998, su hija, que entonces contaba con 13 años, fue violada a punta de navaja por el fallecido.

El abogado ha indicado que esta solicitud de la medida de gracia será resuelta por el equipo del nuevo ministro de Justicia, Rafael Catalá, y ha esperado que se atiendan los argumentos sobre que no hubo alevosía, lo que cambiaría la condena de asesinato a homicidio, así como la enfermedad mental y el "clamor popular" favorable.

María del Carmen García, actualmente en la cárcel de Villena, lleva un año y 6 días en prisión por una pena de 5 años y medio, después de que el Tribunal Supremo rebajara la condena inicial de más de 9 años al aplicarle la eximente de trastorno mental transitorio.

Para Galant, el indulto está sobradamente justificado debido a la situación excepcional en que se produjo el suceso y a la reinserción de su defendida.

Entre los motivos que añade el abogado destaca la paradoja de que la hija de María del Carmen, por la insolvencia de ésta última, pague desde el verano 50 euros mensuales a la familia del fallecido en concepto de indemnización cuando aún ella no ha cobrado lo estipulado por la sentencia de la violación.

Los hechos desencadenantes

Los hechos ocurrieron el 13 de junio de 2005 cuando María del Carmen esperaba en la parada del autobús a su hija, que el 17 de octubre de 1998 había sido violada en un descampado por el hombre.

En ese momento, se le acercó éste último durante un permiso penitenciario y le preguntó "buenos días señora, ¿cómo está su hija?", después de lo cual el hombre se metió en un bar cercano y la madre acudió a la gasolinera anexa para pedir que le llenaran una botella con un euro de gasolina.

Seguidamente, la mujer entró al bar y echó al fallecido parte del líquido inflamable antes de encender una cerilla que cayó al suelo durante el forcejeo con el dueño del establecimiento, lo que provocó las quemaduras al condenado.

Éste entró a un aseo y allí el propietario del bar le roció con un extintor, una circunstancia que, según un informe pericial pedido por el abogado, resultó contraproducente porque el contacto del polvo químico con la piel agravó las heridas que causaron la posterior muerte.

La mujer fue ingresada en un primer momento en el psiquiátrico penitenciario de Fontcalent hasta que salió en libertad provisional en 2006 y, pese a diversas iniciativas como la recogida de 5.000 firmas, ha continuado con la condena desde el pasado verano en la cárcel de Villena.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento