La cuesta de enero está siendo complicada para los madrileños, y no por motivos económicos precisamente. Muchos de ellos han comenzado el año con problemas de salud a causa de la gripe y de la contaminación, que en la capital ha superado en apenas dos semanas los niveles de polución por dióxido de nitrógeno (NO2) para todo el año. Fuera de ella, también se han superado los niveles de NO2 en Alcalá de Henares, Alcobendas, Collado Villalba, Coslada y Colmenar Viejo. La unión de estos dos factores ha provocado que las urgencias de los hospitales públicos de la región se hayan colapsado en las dos últimas semanas por consultadas relacionadas con afecciones respiratorias y cardiacas, según han asegurado a 20minutos diferentes colectivos médicos.

Desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid confirman esta situación y explican que ya "han iniciado el refuerzo de los hospitales con 150 camas y 190 profesionales para atender la demanda existente en las urgencias por el aumento de casos de gripe y otras enfermedades estacionales". Sanidad precisa que la incidencia ha alcanzado los 77 casos por 100.000 habitantes, duplicando prácticamente el umbral establecido para esta temporada (40,8 casos), que determina la calificación como "epidemia", tal como indica el Servicio de Epidemiología de la Comunidad de Madrid.

CC OO reclama medidas contra la contaminación medidas urgentes y afirma respecto al tema de la gripe que es un "problema de falta de planificación" "Es un dato objetivo que no se puede negar y que nos han confirmado varios médicos. Si al pico de gripe de las primeras semanas de enero le unimos los altos niveles de contaminación en Madrid nos encontramos con un servicio de urgencias en el que se han incrementado las consultas por problemas respiratorios", señalan fuentes del sindicato médico Amyts, que destaca el colapso sufrido el pasado fin de semana en el Hospital de Móstoles: "Hubo en total más de 300 consultas en urgencias, cuando lo habitual es que se produzcan la mitad".

Por su parte, Comisiones Obreras, según los datos de varios responsables sanitarios consultados, asegura que el incremento medio en las urgencias por estos motivos ha sido del 30%. El sindicato reclama contra la contaminación medidas urgentes, como la reducción drástica del uso de los vehículos privados y el refuerzo al transporte público, y afirma respecto al tema de la gripe que es un "problema de falta de planificación". "Parece que no se planifica nunca bien la gestión de algo que es previsible porque se produce todos los años", asegura. El sindicato obrero indica que el colapso es "generalizado" en la región, aunque señala que la situación es más preocupante en el Hospital del Henares (Coslada), el Hospital del Tajo (Aranjuez) y en el 12 de octubre (Madrid).

Especialmente delicada es la situación en las urgencias de este último centro, uno de los cinco grandes hospitales de la capital. "Aquí viene mucha gente mayor que padece problemas respiratorios, pero este mes ha aumentado. Ayer (por este lunes) a las 22.00 horas había en las urgencias 94 personas en ambulante, es decir, aún pendientes de exploración", explican fuentes sindicales del centro.

Menos trabajadores

Desde de CC OO sostienen además que esta circunstancia ha agravado aún más la situación del servicio de urgencias, que está "normalmente colapsado". "Las plantillas de los hospitales madrileños están cada vez más mermadas y tienen que atender a más pacientes", agrega. Según el último informe de la Cámara de Cuentas, el Servicio Madrileño de Salud (Sermas), pasó de tener 106.565 trabajadores en 2011 a cerrar 2013 con 86.235; es decir, perdió el 19% de sus efectivos en solo dos años.

Por otra parte, el sindicato CSI-F ha denunciado la complicada situación en el Hospital Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), donde las urgencias están "sobrepasadas" y los trabajadores "agotados". 

Consulta aquí más noticias de Madrid.