El nuevo número de la revista satírica Charlie Hebdo, que la semana pasada perdió a ocho de sus miembros, entre ellos su director y cuatro históricos dibujantes, saldrá a la calle este miércoles —su día habitual— pero con una tirada de un millón de ejemplares que será traducido a 16 idiomas, tal y como ha desvelado a Le Figaro Richard Malka, uno de los abogados de la publicación.

Es complicado, pero el nuevo número se va a cerrar esta noche"Es complicado, pero el nuevo número se va a cerrar esta noche", ha asegurado el magistrado francés a la edición digital del rotativo.

Malka aseguró también a la cadena de radio France Info que el nuevo ejemplar del semanario incluirá "obviamente" diseños sobre Mahoma, así como burlas sobre política y religiones, pues "la blasafemia forma parte del espíritu de Je suis Charlie".

"Nunca vamos a ceder porque sino, nada de esto tendría sentido", señaló el abogado y colaborador de Charlie Hebdo, donde dos yihadistas mataron el pasado miércoles a doce personas.

El semanario satírico francés Charlie Hebdo, que este miércoles perdió a ocho de sus miembros, entre ellos su director y cuatro históricos dibujantes, saldrá a la calle el próximo 14 de enero, como cada miércoles, pero con una tirada de un millón de ejemplares. La noticia fue confirmada por el abogado del semanario satírico y colaborador de la revista, Richard Malka, a la emisora pública France Info. Los supervivientes trabajarán en la sede del diario 'Liberation'"Hay que resistir al miedo, al silencio, al odio, luchar con la razón, con las palabras, con la risa, con la sonrisa. Hay que sonreír, si quieren ayudarnos, hay que reírse y hacer que todo esto tenga un sentido", dijo Malka. Los supervivientes del ataque a la redacción de Charlie Hebdo, que están recibiendo muestras de solidaridad de todo el mundo, serán albergados en la sede del diario Liberation y cuentan igualmente con el apoyo de numerosos medios franceses. El semanario tendrá menos páginas que sus 16 habituales, pero estará en todos los kioscos, confirmó Malka, quien reiteró su llamamiento a una "toma de conciencia" y a la unidad nacional y de todas las religiones.