El Observatorio de la Violencia de Género pide erradicar los piropos

  • La presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Genero, Ángeles Carmona, defiende que hay que erradicar los piropos.
  • Los considera "una auténtica invasión en la intimidad de la mujer".
  • "Nadie tiene derecho a hacer un comentario sobre el aspecto físico de una mujer".
La exministra de Sanidad , Servicios Sociales e Igualdad Ana Mato (dcha), durante la entrevista con la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, María Ángeles Carmona.
La exministra de Sanidad , Servicios Sociales e Igualdad Ana Mato (dcha), durante la entrevista con la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, María Ángeles Carmona.
Sergio Barrenechea / EFE

La presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género, Ángeles Carmona, ha señalado este viernes que, aunque tradicionalmente el piropo ha sido una actitud permitida y asumida como algo normal en la sociedad, "lo cierto es que es una auténtica invasión en la intimidad de la mujer", que hay que erradicar.

"Tenemos la piel demasiado fina en este asunto", ha admitido en una entrevista en RNE la presidenta del Observatorio, dependiente del Consejo General del Poder Judicial.

Carmona ha subrayado "que nadie tiene que tener derecho a hacer un comentario sobre el aspecto físico de una mujer porque supone una invasión" y ha dicho que en algunas ciudades como El Cairo las mujeres van por la calle con auriculares o tapones en los oídos "para no oír comentarios de ese tipo".

"Aunque (el piropo) sea bonito, bueno o agradable consideramos que es una auténtica invasión", ha señalado Carmona, quien ha insistido en que se trata de "actitudes absolutamente permitidas" en la sociedad y que "deben ser erradicadas".

Los menores, víctimas de la violencia machista

Carmona se ha referido también a la introducción en el articulo 1 de la Ley orgánica 1/2004 de Violencia de Género de los menores como víctimas directas de esa violencia, lo que "va a suponer un paso adelante muy importante para la protección de los hijos y de la propias mujeres que a veces no se atreven a denunciar precisamente por su hijos".

Si se implementa esta medida, según Carmona, un maltratador condenado por sentencia firme no tendrá acceso a las visitas de sus hijos hasta que no se acredite en el procedimiento que el menor no va tener ninguna secuela psicológica.

A este respecto, la presidenta del Observatorio ha considerado que un condenado por sentencia firme "no puede ser nunca un buen padre ni puede ejercer su derecho de visita con normalidad", porque según organizaciones internacionales un menor que sea testigo de actos violentos en su domicilio puede sufrir secuelas psicológicas muy parecidas a las de los abusos. Para Carmona, "todas las medidas que se adopten" para proteger el menor "serán pocas".

Ha explicado que la reforma del código penal contempla también la introducción de tipos penales para cubrir "cierta laguna legal", como el de hostigamiento y acoso, que consiste en "esa conducta reiterativa de seguimiento, muchas llamadas y muchos mensajes, sin que haya insultos ni amenazas, pero que puede crear secuelas psicológicas y atemorizantes muy graves en la mujer".

En cuanto a las denuncias falsas, Carmona ha asegurado que se trata de un "mito" que hay que "erradicar totalmente" para no confundir a la sociedad. De hecho, según ha señalado, la última memoria anual de la Fiscalía General del Estado recoge que solo suponen el 0,010 % de las condenas, un porcentaje "mínimo, que es muy inferior al número de denuncias o testimonios falsos en cualquier otro delito".

Carmona ha reconocido que el procedimiento judicial es "muy difícil, arduo y complicado" para la mujer y ha asegurado que por ello desde el Observatorio se están implementando medidas "para que se sienta siempre apoyada".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento