Regalos para Madeleine
Miles de regalos y de postales en señal de apoyo han sido depositados en la puerta de su casa en Rothley, en Reino Unido.(Foto: REUTERS) REUTERS

Los desesperados padres de Madeleine McCann, la niña británica desaparecida en el Algarve portugués hace nueve días, mientras dormía con sus hermanos gemelos de dos años, hicieron hoy una petición para su hija en el día que cumple cuatro años.

"En el día del cumpleaños de Madeleine, -dijo la pareja- pedimos que siga la búsqueda, que sigan rezando. Por favor ayuden a que Madeleine vuelva a su hogar".

Hoy se celebra con motivo de su cumpleaños una vigilia. En la declaración leída hoy por un portavoz de la familia, a las puertas del hotel donde se encuentran alojados, pidieron oraciones por su hija y ayuda para encontrarla.

Los medios y los vecinos se han volcado con la familia
Las muestras de solidaridad han sido constantes por parte de la ciudadanía y los medios de comunicación se han encargado de difundir las recompensas y llamamientos de grandes personalidades como Beckham , que ha hecho un vídeo en el que ofrece un millón de libras para quien encuentre a la pequeña.

Por favor ayuden a que Madeleine vuelva a su hogar

Los padres de la pequeña agraden los esfuerzos que se están haciendo y los medios que se han desplegado para la búsqueda de su hija y aseguran que el apoyo de la gente les ayuda a no perder la esperanza.

Las autoridades juzgaron inútil mantener a partir de hoy a los cerca de 300 efectivos de diversos cuerpos de seguridad y protección civil que rastrearon decenas de kilómetros durante ocho días para tratar de encontrar, sin éxito, alguna pista de Madeleine en los alrededores del complejo turístico donde desapareció.

Sin embargo aún siguen en servicio una treintena de efectivos de la Guardia Nacional Republicana ayudados por perros que recorren las cercanías de la Playa de la Luz, en la costa meridional portuguesa, en busca de rastros de la niña.

Críticas a los numerosos medios desplegados
En la prensa de Lisboa se han alzado entretanto voces críticas contra la "histeria" mediática que ha despertado el caso y varios artículos han salido en defensa de la labor de la policía portuguesa, criticada en Gran Bretaña.

Un articulista recordaba hoy que hace dos años desapareció una niña portuguesa, nunca encontrada, también en el Algarve y no hubo ni los despliegues policiales ni los informativos que se han visto ahora.

El caso Madeleine produjo también un aparente efecto contagio en un adolescente angoleño, hijo de inmigrantes y residente en Portugal, que puso el viernes en alerta a la policía tras esconderse en casa de una amiga y fingir que había sido secuestrado para que pagaran por él la astronómica suma de un millón de euros.