El Ayuntamiento de Madrid cree "modélica" su actuación en la reyerta de ultras del Calderón

  • Una persona que intervino en el dispositivo de seguridad asegura que los mandos "estuvieron desaparecidos en combate".
  • El Ayuntamiento asegura que el vehículo de rescate tardó "cuatro o cinco minutos" en sacar al ultra que arrojaron al río, y que luego falleció.
Imagen de la pelea entre ultras del Atlético de Madrid (Frente Atlético) y el Deportivo de La Coruña (Riazor Blues) en el entorno de Madrid Río, cerca del estadio Vicente Calderón. En la pelea murió un hincha gallego de 43 años. Recibió varios golpes y luego fue lanzado al río. A raíz de estos hechos, los equipos de fútbol y los organismos deportivos han tomado medidas para erradicar la violencia en el fútbol.
Imagen de la pelea entre ultras del Atlético de Madrid (Frente Atlético) y el Deportivo de La Coruña (Riazor Blues) en el entorno de Madrid Río, cerca del estadio Vicente Calderón. En la pelea murió un hincha gallego de 43 años. Recibió varios golpes y luego fue lanzado al río. A raíz de estos hechos, los equipos de fútbol y los organismos deportivos han tomado medidas para erradicar la violencia en el fútbol.
20MINUTOS

El Ayuntamiento de Madrid considera que la actuación de los cuerpos de seguridad y emergencias de la ciudad en la reyerta del pasado 30 de noviembre en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón fue "modélica".

El coordinador de Seguridad, Emilio García Grande, ha contestado así en la Comisión municipal de Seguridad y Emergencias a tres preguntas del PSOE, IU y UPyD sobre el papel que tuvo el Ayuntamiento de Madrid y, en concreto, la Policía Municipal, en esos hechos, en los que falleció el seguidor ultra del Deportivo de La Coruña Francisco Javier Romero Taboada.

En su respuesta conjunta a los tres grupos, García Grande ha contestado que el trabajo de la Policía Municipal hasta la pelea entre los aficionados radicales del Atlético y del Depor consistió "exclusivamente" en la planificación previa del dispositivo de circulación.

Cuando se inició la reyerta, minutos antes de las 9 de la mañana, y se recibieron las primeras indicaciones de lo que estaba ocurriendo desde los agentes que formaban el dispositivo de circulación, la emisora de la Policía Municipal requirió el apoyo de la Policía Nacional y del Samur y enseguida la presencia de Bomberos al comprobarse que había una persona en el río.

Mientras el aficionado que después falleció permanecía en el agua asido a una cadena, cinco minutos después del aviso llegó el primer vehículo ligero de Bomberos y dos después el vehículo de rescate, que tardó cuatro o cinco minutos en sacarlo.

Ocho personas al hospital

La pelea se desarrolló en cuatro "focos", en los que el Samur atendió a un total de 15 personas, ocho trasladadas a hospitales y cinco dadas de alta en el lugar.

El concejal socialista Pablo García Rojo ha lamentado el "fallo en todos los mecanismos de prevención" aquel día y se ha preguntado si esa mañana no estuvo el ayuntamiento "en fuera de juego", como cree que estuvo la Delegación del Gobierno.

El edil de IU Ángel Lara ha opinado que ha quedado "en entredicho la coordinación entre los cuerpos de seguridad" y ha leído el relato de una persona que intervino esa mañana en Madrid Río y que habla de que los mandos estuvieron "desaparecidos en combate y cuando aparecieron fue un caos", que "corrieron como pollos sin cabeza" y "terminaron metidos en ratoneras".

Por su parte, el representante de UPyD Jaime de Berenguer ha opinado que "la coordinación fue bastante desastrosa", que "al parecer no se sabia por dónde entrar" ni "quién se tenia que tirar o no" hasta que llegaron los bomberos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento