Las autoescuelas tampoco se han librado de la crisis en estos últimos años y aunque, según ha señalado el presidente de la Asociación de Autoescuelas de Huelva, Francisco Bravo, el número de matrículas ha aumentado un diez por ciento respecto al pasado ejercicio, desde 2008 éstas han descendido alrededor de un 60 por ciento, teniendo en cuenta además que los precios actuales son los mismos que "hace 20 años".

En declaraciones a Europa Press, Bravo ha remarcado que la situación "sigue fatal" porque, a pesar de este leve aumento, "los precios están, a veces, por debajo de los costes", a la par que ha lamentado "la competencia desleal existente por la falta de alumnos".

En cuanto al profesorado, el presidente de la asociación ha asegurado que "en la actualidad sólo trabaja un 60 por ciento de los profesores de autoescuelas que trabajaban en el año 2008 ó 2009", así como "un tercio de los examinadores".

Al respecto, ha criticado "las trabas y las imposibilidades" existentes debido a la falta de examinadores y "la falta de ganas" de solucionar la situación y de poner en marcha medidas por parte de la Dirección General de Tráfico, refiriéndose al retraso de la fechas de exámenes desde que el alumno entrega la documentación.

En esta línea, el presidente de la asociación ha lamentado a su vez "no tener un futuro claro", ya que un buen número de profesores contratados se ha ido al paro porque el dueño de la autoescuela ha acabado ejerciendo de profesor y, en muchos casos, se han acogido al régimen de autónomos.

Preguntado por el cierre de este tipo de negocio, Bravo ha señalado que "aunque no han desaparecido muchos nombres de autoescuelas, sí muchas secciones", un cierre que se ha producido progresivamente. En otros casos no ha desaparecido el nombre de la autoescuela pero cada sección ha pasado a pertenecer a un dueño distinto.

Por último, el presidente de la asociación cree que el sector "va a ser uno de los últimos en salir de la crisis porque también fue uno de los últimos en notarla y porque el permiso de conducir, para muchos sectores, no está considerado de primera necesidad y los ciudadanos prefieren ahorrar para otras prioridades".

No obstante, mantiene la esperanza de "salir reforzados cuando finalice la crisis", ya que "todas las personas que no han podido sacarse el carné de conducir con anterioridad se lo sacarán en un futuro".

Consulta aquí más noticias de Huelva.