Continúan este sábado las visitas guiadas gratuitas a Javier

Este sábado, 6 de diciembre, a las 12 horas, han continuado las visitas guiadas gratuitas a Javier con motivo del 50 aniversario del pueblo nuevo que comenzaron el pasado día 3. Los participantes pueden observar el exterior del castillo y la basílica y la parroquia de Javier.
Castillo De Javier.
Castillo De Javier.
EP/GOBIERNO DE NAVARRA

Este sábado, 6 de diciembre, a las 12 horas, han continuado las visitas guiadas gratuitas a Javier con motivo del 50 aniversario del pueblo nuevo que comenzaron el pasado día 3. Los participantes pueden observar el exterior del castillo y la basílica y la parroquia de Javier.

La oferta, que ha programado nuevas visitas los días 7 y 8 de diciembre, tiene por objeto mostrar una visión más amplia de este importante enclave navarro, explicando la evolución de la antigua villa, la fortaleza y la actual localidad, sin olvidar la figura de San Francisco Javier y su familia. Las visitas, con capacidad para 40 personas cada día, pueden reservarse en el teléfono 622 305 052 o en info@gesartur.com

El recorrido se inicia en la explanada junto al Castillo, lugar donde se realizará la presentación y una introducción para contextualizar en su época la fortaleza y el pueblo de Javier.

Se tratará en este punto la historia del pueblo de Javier, con el apoyo de dos de los paneles instalados con motivo del 50 aniversario donde se pueden ver fotografías antiguas de cómo estaba el Castillo y su entorno hace medio siglo. A continuación se visitarán la basílica y la parroquia de Javier. La visita gratuita no incluye el interior del castillo ni el pueblo nuevo.

La Villa de Javier tiene un origen medieval, según ha recordado en una nota el Gobierno de Navarra. Comenzó siendo un pequeño feudo junto al Castillo, en el que los habitantes vivían y trabajaban las tierras y ganado de los Señores de Javier.

El pueblo era una de las posesiones del Señorío de Javier junto con el castillo y un territorio de más de 10 Km de extensión. A su vez, los señores de Javier eran dueños y patronos de la iglesia parroquial, poseían un molino y una salina.

El paso del tiempo y el gran auge que fueron tomando las Javieradas, hizo que en el año 1964 el entonces agrícola y ganadero pueblo de Javier se trasladara desde las inmediaciones del castillo a otra zona situada a 500 metros. De esa manera, se liberó espacio en el entorno de la fortaleza medieval, algo que se hizo necesario dada la cada vez mayor afluencia de peregrinos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento