Llega a Madrid la cooperante sospechosa de tener ébola
La ambulancia que trasladó a la médico cooperante española que podría haberse contagiado de ébola en Malí. Sergio Barrenechea / EFE

La cooperante española de Médicos sin Fronteras (MSF) repatriada desde Mali ante el riesgo de que pudiera haberse infectado por ébola lleva más de 10 días aislada en el hospital Carlos III de Madrid de manera preventiva pero, por el momento, sigue sin presentar síntomas, según han confirmado a Europa Press fuentes de la organización.

La médico fue repatriada el pasado viernes 21 de noviembre desde la capital de Mali, Bamako, donde trabajaba atendiendo a pacientes con ébola, después de pincharse de forma "accidental" con una aguja cuando estaba tratando de poner una inyección.

Los médicos del Carlos III valoraban suministrar un tratamiento profiláctico en este periodo Tras aterrizar en Madrid en un avión de Médicos Sin Fronteras, la cooperante fue trasladada hasta el hospital Carlos III, donde previamente habían sido atendidos tanto los misioneros Miguel Pajares y Miguel García Viejo, repatriados este verano y finalmente fallecidos, como la auxiliar de Enfermería Teresa Romero, que se contagió al atender al segundo de estos pacientes.

Desde entonces permanece aislada en el centro hospitalario ante el riesgo de que pueda desarrollar síntomas, ya que el virus tiene un periodo de incubación que puede alargarse hasta 21 días. Transcurrido ese plazo, que se cumpliría la próxima semana, si la paciente sigue asintomática podría recibir el alta.

Además, hasta que no desarrollen síntomas no se le puede realizar ningún análisis para certificar la presencia del virus.

Los médicos del Carlos III valoraban suministrar un tratamiento profiláctico en este periodo de "cuarentena preventiva", pero se desconoce si finalmente lo han hecho ya que la cooperante ha pedido "confidencialidad" sobre sus detalles personales, el tratamiento que pueda seguir y las medidas que se puedan tomar.