La división de Robótica y Oceanografía Computacional (ROC), perteneciente al Instituto Universitario de Sistemas Inteligentes y Aplicaciones Numéricas en Ingeniería (SIANI), de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), ha colaborado con instituciones de Madeira para lograr que los robots submarinos puedan tomar "sus propias decisiones".

En un comunicado, la Universidad explicó que se trata de una cooperación con el centro CIIMAR-Madeira y el Laboratorio de Sistemas y Tecnologías Subacuáticas (LSTS) de la Universida de Oporto.

Así, en las misiones que se llevaron a cabo se utilizaron tres prototipos Light Autonomous Underwater Vehicle (LAUV), desarrollados por el LSTS y comercializados por la empresa OceanScan.

En este sentido, son vehículos ligeros de fácil despliegue, con una velocidad máxima de 4 nudos, que pueden sumergirse hasta 100 metros y con una autonomía de hasta 48 horas.

Los vehículos se equiparon con diferentes sensores para efectuar tres tipos de misiones básicas: Análisis batimétrico por medio de ecosondeo; Localización de objetos empleando sónar y cámaras; y Planificación de trayectorias en presencia de fuertes corrientes para el muestreo de variables oceanográficas.

Inteligencia artificial

Con todo, el objetivo es aplicar técnicas de inteligencia artificial para conseguir que estos y otros vehículos, particularmente los gliders oceánicos, con los que es posible abordar misiones de mucha mayor duración, incrementen sus capacidades operativas.

A largo plazo, la meta es conseguir vehículos que sean capaces de tomar sus propias decisiones con vistas a maximizar la calidad de los datos suministrados a partir de un objetivo de alto nivel proporcionado por el usuario.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.