Mas podría convocar las plebiscitarias para febrero con el apoyo de ERC y ex del PSC

  • La ANC, Òmnium y la AMI serían los grandes valedores del proceso en la sociedad civil y en los municipios catalanes.
  • La lista independentista prosperaría con el apoyo de ERC y de los movimientos catalanistas de ex líderes socialistas.
  • Como reacción, se podría agudizar el frente judicial y se ve difícil que prospere la propuesta de reforma constitucional.
  • La proximidad de las elecciones generales puede acrecentar el conflicto entre Gobierno central y catalán.
El presidente catalán y líder de CiU, Artur Mas, saluda al líder de ERC, Oriols Junqueras
El presidente catalán y líder de CiU, Artur Mas, saluda al líder de ERC, Oriols Junqueras
Toni Albir / EFE

La hoja de ruta lanzada por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha dejado algunas incógnitas y puede conllevar consecuencias inmediatas en las relaciones entre los gobiernos catalán y central y en la correlación de fuerzas entre los partidos catalanes.

¿Cuándo habrá plebiscitarias? Antes del 9-N, tanto el líder de ERC, Oriol Junqueras, como la presidenta de la ANC, Carme Forcadell, plantearon a Mas un calendario de elecciones inmediatas. Forcadell habló de «tres meses». Una vez el president ha dejado en manos de la sociedad civil participar en la lista única independentista, podría convocar los comicios para febrero. Serían antes de las municipales.

¿Con qué apoyos? La Assemblea Nacional Catalana y Òmnium, grandes promotores de la Via Catalana, serían los principales valedores de la lista soberanista, junto a la Associació de Municipis per la Independència, que apuesta por unas elecciones cuanto antes. La propuesta de Mas solo puede prosperar si ERC se une a ella y si CiU se mantiene unida, pese a posibles diferencias con Duran i Lleida. La CUP podría acabar haciéndolo, pese a las diferencias en política social, como ya fue decisiva en el éxito del 9-N. También se acogerían Solidaritat y los ex del PSC agrupados en los fusionados NeCat y Moviment Catalunya, como los exconsellers Ernest Maragall y Marina Geli, o la corriente Avancem del también exsocialista Joan Ignasi Elena. ICV-EUiA, a favor de una consulta pero no abiertamente de la independencia, se descolgarían de la lista única. Además, los ecosocialistas están negociando con Podemos y Guanyem. PSC, PPC y C's irían por libre, pese a que la líder de los populares, Alicia Sánchez-Camacho, ha lanzado la oferta alguna vez de un frente unionista.

¿Cómo reaccionará el Gobierno central? En los próximos meses se puede agudizar el frente judicial, con la querella de la Fiscalía y otras posibles actuaciones, y no hay que olvidar que el Gobierno del PP controla las finanzas catalanas a través del FLA. Además, en el horizonte están las elecciones generales, con el PP amenazado por el ascenso de Podemos y de UPyD. Por otro lado, parece difícil que el PSOE pueda impulsar la reforma constitucional sin más apoyos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento