Margallo
El ministro de Exteriores junto a Eusebio Leal en su visita a Cuba. GTRES

El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, pidió a Cuba que permita viajar a la isla a los expresos políticos que, fruto de los acuerdos entre la Iglesia y el Gobierno cubano, fueron excarcelados y trasladados a España, donde viven actualmente.

Ni la parte cubana ni la española han explicado los motivos de ese "plante" de Castro a MargalloEn una declaración leída ante los medios, García-Margallo señaló que en sus encuentros con autoridades cubanas también se interesó por "la situación de doce cubanos, actualmente excarcelados en la isla bajo la figura de la licencia extrapenal, para que se les autorice a viajar fuera de Cuba".

No figuraba en la agenda oficial pero se daba por hecho que Raúl Castro recibiría al ministro, que finalmente se tuvo que conformar con entrevistarse con el primer vicepresidente de la isla, Miguel Díaz-Canel, número dos del Gobierno cubano. La agenda del ministro no ha incluido encuentros con grupos disidentes.

Ni la parte cubana ni la española han explicado los motivos de ese "plante" de Raúl Castro a Margallo, quien impartió en La Habana una conferencia sobre la Transición Española en la que, sin mencionar expresamente a Cuba, ensalzó el pluralismo, el consenso y las libertades políticas.

La agenda del ministro no ha incluido encuentros con grupos disidentes En los últimos meses, Raúl Castro ha recibido a cancilleres de países como México o Panamá. También se entrevistó en 2010 con el antecesor de Margallo, el socialista Miguel Ángel Moratinos; y el pasado diciembre con el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, el mayor representante del Partido Popular en visitar la isla hasta la visita del actual ministro de Exteriores.

Fruto del proceso de mediación del Gobierno español y la Iglesia católica cubana ante el Gobierno de Raúl Castro fueron excarceladas 127 personas, entre 2010 y 2011, de los que 115 viajaron a España junto a sus familiares, lo que sumó en total más de 750 personas. En la isla viven además doce disidentes, del llamado "grupo de los 75" opositores reprimidos en la Primavera Negra de 2003, que fueron excarcelados bajo licencia extrapenal, una figura que mantiene vigentes las condenas, por lo que no se les permite viajar.  En esa situación se encuentran disidentes como José Daniel Ferrer, Ángel Moya, Héctor Maseda o Marta Beatriz Roque.

Avance hacia la unificación monetaria

Margallo señaló además que España desearía "un ritmo más rápido" en las reformas económicas iniciadas en Cuba, para que dejen "un margen mayor" a la iniciativa privada y a la inversión extranjera.

El ministro expresó el deseo de que se avance en el país hacia la unificación monetaria y se permita "una descentralización en la toma de decisiones".

"España está convencida, por experiencia propia, que esa descentralización redundaría en un mayor crecimiento económico, que se traduciría en una mayor prosperidad de los cubanos", señaló el ministro, que culmina hoy su primer viaje oficial a Cuba en el que se reunió con diversas autoridades cubanas, pero no con el presidente Raúl Castro.