El 'pequeño Nicolás': "La vicepresidenta era mi contacto en la Moncloa y el rey me llamaba"

Imagen del pequeño Nicolás en su entrevista para 'Un tiempo nuevo', de Telecinco.
Imagen del pequeño Nicolás en su entrevista para 'Un tiempo nuevo', de Telecinco.
TELECINCO

Francisco Nicolás, el joven que el pasado mes de octubre se convirtió en una de las personas más famosas de España tras su detención, acusado de hacerse pasar por agente del Centro Nacional de Inteligencia, ha roto su silencio en una entrevista con el diario El Mundo, en la que niega ser un impostor y en la que revela que recibió encargos del propio CNI, del Gobierno y de la Casa Real, con llamadas personales de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y Juan Carlos I.

El joven, que asegura haber estado oculto durante todo este tiempo, pese a que "no hay un solo periodista nacional e internacional que no me esté buscando" (dice tener mensajes de la BBC y del The Washington Post), afirma que está siendo víctima de una persecución: "Me querían matar civilmente porque sé demasiado y tengo material sensible". "Lo primero que hicieron fue borrar mis whatsapp con personalidades del Estado y mis emails. Pero son tan chapuzas que no lograron eliminar todo. Aún tengo en mi poder material", asegura.

Francisco afirma que colabora "con varios organismos. Lo que hago siempre son colaboraciones. Nunca he cobrado del Estado, me ha costado dinero ayudar al Estado. He colaborado con el Centro Nacional de Inteligencia, con Presidencia y con la Casa Real". El joven sostiene que algunos de sus encargos han sido el caso Urdangarin o el caso Pujol. Más en concreto, afirma que "me encargaron solucionar el problema que tiene España con Cataluña". Para ello, dice que mantuvo reuniones con el entorno de los Pujol y con el propio Oriol Pujol para obtener material sensible de Esquerra Republicana (ERC) con el fin de desestabilizar a la formación independentista: "Había que ir a por ERC porque iba a ser el gran problema que iba a tener este país después de la consulta".

Por su parte, la Casa Real y el CNI le pidieron "que a Doña Cristina se la exculpe en el proceso judicial en el que está metida", y dice que el espionaje español llegó a pedirle cosas "alegales" y que "no me gustaban". Francisco Nicolás dice que en una ocasión se vio con la infanta Cristina, que "me dio un beso y las gracias".

En relación a la casa real, Francisco afirma que el rey Juan Carlos lo llamó personalmente para pedirle ayuda: "Es una persona a la que admiro. Debería seguir siendo rey". En lo que se refiere al Gobierno, el joven dice que su contacto directo era la vicepresidenta primera, con la que asegura haber viajado en un coche oficial de la Vicepresidencia del Gobierno. Sobre el uso de vehículos oficiales, el joven afirma que "un chico de 20 años no va en un coche oficial para pasárselo bien o irse de copas por Madrid. Y los coches de alquiler los sufrago yo".

"No me llamo Nicolás"

El joven, que explica que "yo no me llamo Nicolás. Nunca en toda mi vida me han llamado así. Desde que tengo uso de razón me llaman Fran, lo del pequeño Nicolás es un apodo estúpido que me ha puesto la prensa basándose en el personaje del autor francés Goscinny", afirma que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado lo están siguiendo, relata cómo fue su detención ("lo pasé my mal. Me tuvieron cuatro horas sin poder ir al cuarto de baño. Lo pedí y se empezaron a reír de mí. Fue una tortura psicológica") y asevera que "están fabricando pruebas contra mí y lo voy a denunciar".

Francisco Nicolás rechaza las comparaciones con Pablo Iglesias como 'personaje del momento': "No me comparen con Pablo Iglesias, amigo de los bolivarianos y de los proetarras, porque eso es una ofensa para mí".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento