El SIT, sindicato mayoritario de PSA Vigo, aceptará la propuesta de la empresa para poder "pelear" por el proyecto k9

CUT, CC.OO y CIG rechazan dicha propuesta, y CUT avanza que la "impugnará" y no descarta "alianza" con otros sindicatos
Citroën Vigo
Citroën Vigo
EUROPA PRESS

El Sindicato Independiente de Trabajadores (SIT), la central sindical mayoritaria de la factoría de PSA Peugeot Citroën en Vigo, ha asegurado que aceptará este lunes el borrador presentado por la empresa —su propuesta final para ajustar la tasa de mano de obra—.

Esta decisión responde al objetivo de "pelear" por el proyecto k9 —las nuevas furgonetas—, ya que, según ha trasladado Roberto Fernández, de SIT, en declaraciones a Europa Pres, se trata de un "proyecto de futuro" para la planta de Balaídos.

De hecho, ha hecho hincapié en que este proyecto no sólo podría traer "inversiones millonarias", sino también un "recondicionamiento" de la propia fábrica de Vigo. Por ello, ha defendido que es necesario "ceder" para conseguir el proyecto k9. "No podemos querer pan para hoy y hambre para mañana", ha zanjado Roberto Fernández.

Pero a pesar de asegurar que aceptará este lunes el borrador de la empresa, ha matizado que se puede "estudiar" por si es necesario "puntualizar cosas". Y es que sostiene que "una cosa son las propuestas" —las cuales aceptan— y "otra cosa el desarrollo plasmado en el acuerdo" —en el que se pueden "puntualizar cosas"—.

Con todo, Roberto Fernández ha defendido aceptar este borrador para conseguir el proyecto del k9, por lo que esperan que la propuesta de la empresa entre en vigor de confirmarse dicho proyecto. De hecho, considera que las nuevas furgonetas servirán de "cementación" para "nuevos proyectos".

El actual comité de empresa de PSA Peugeot Citroën está formado por 20 delegados del SIT, 6 de UGT, 3 de CC.OO, 2 de CIG y 2 de CUT. Así las cosas, el primero de los sindicatos, el SIT, representa más del 51 por ciento de la mesa negociadora.

"mecanismo de despiste"

Por su parte, Víctor Mariño, de CUT, ha rechazado, en declaraciones a Europa Press, la propuesta de la dirección de PSA Peugeot Citroën. En concreto, éste ha calificado como "clara" y "firme" su posición. "No vamos a negociar ningún tipo de rebaja salarial", ha sentenciado.

Y es que sostiene que la dirección de la empresa está utilizando un "mecanismo de despiste y de engaño". Es por ello por lo que CUT no acepta ninguno de los puntos presentados por la empresa en su propuesta final.

En esta misma línea, Mariño ha criticado a la dirección de la factoría por realizar una "modificación del convenio colectivo de arriba a abajo", además de estar "chantajeando a los trabajadores". Sostiene que, para modificar dicho convenio, hay que tener "pérdida en el trimestre con respecto al año anterior". A este respecto, Mariño ha indicado que no hubo pérdidas.

Asimismo, ha denunciado "coacción" por parte de la empresa hacia los trabajadores de la factoría de Vigo en relación a la convocatoria de huelga de CUT. Por todo ello, sostiene que, a pesar de que el SIT acepte dicha propuesta, CUT "impugnará" el acuerdo. De hecho, Mariño ha llegado a hablar de una posible "alianza común" entre el resto de sindicatos para impugnarlo. Y es que ha defendido que hubo "coacción" y "mala fé" por parte de la empresa.

TRABAJADORES,

"última palabra"

Por su parte, Manuel Domínguez, de CIG, ha condenado, en declaraciones a Europa Press, los "recortes económicos" que intenta acometer la dirección de la factoría. En concreto, ha lamentado que los trabajadores ya los vienen "asumiendo bastante" desde el año 2008.

Pero a pesar de mostrarse en contra de la propuesta de la empresa, Domínguez ha llamado la atención sobre que son los propios trabajadores lo que tienen la "última palabra". De hecho, ha señalado que el sindicato al que pertenece intentará que puedan votar para mostrar su decisión. Algunos de ellos, cerca de 400 personas, ya lo han hecho, ganando el no a la propuesta de la empresa.

CC.OO también ha indicado este sábado, a través de un comunicado, que rechaza la propuesta de la dirección de PSA Peugeot Citroën, "salvo se recojan las siguientes propuestas": adquirir un "compromiso firme con la industria auxiliar"; adjudicar, además del proyecto k9, un "vehículo a mayores antes de 2019"; y mantener en la planta "dos líneas de producción, sistema biflujo y, por tanto, el mantenimiento del empleo".

Asimismo, pide la "cancelación de la convocatoria del lunes para "reabrir la negociacion" buscando "alternativas" a la última propuesta de la empresa.

Propuesta final empresa

La dirección de PSA Peugeot Citroën ha accedido este viernes a retirar su medida de congelación de salarios hasta 2019 aunque, a cambio, propone establecer un tope en las subidas de sueldos del 1,5 por ciento durante dos primeros años y, a partir de ahí, vincular la actualización de las nóminas a lo cobrado por prima de objetivos, según han confirmado a Europa Press fuentes de la empresa.

PSA ha propuesto a la plantilla que, en 2015 y 2016, la actualización de sueldos se haga según varios supuestos: en caso de que el IPC sea menor del 1,5 por ciento, los sueldos se mantendrán invariables; si ese índice está entre el 1,5 y el 3 por ciento, se subirán lo que resulte de la diferencia entre el IPC y 1,5; y si el IPC supera el 3 por ciento, el incremento sería del 1,5 por ciento.

A partir del segundo año, la actualización del salario se haría siguiendo como referente la media de lo que ha cobrado el trabajador en los últimos cinco años por prima de objetivos.

En cuanto a la prima de objetivos, que se abona en función del cumplimiento de una serie de requisitos de calidad, contención de costes, siniestralidad laboral y absentismo, se acepta que continúe siendo del 1,5 por ciento (unos 200 euros anuales por trabajador).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento