Urbanización en la playa
Urbanización en una zona de playa ARCHIVO

Cada día, el Gobierno concede de media un permiso de residencia a un extranjero que ha invertido en viviendas por un importe de al menos 500.000 euros. Y es que desde octubre de 2013, y dentro de la Ley de Emprendedores, el Ejecutivo permite obtener visados a inversores foráneos que efectúen un gasto mínimo de medio millón de euros en ladrillo. Los datos del Ministerio de Economía y Comercio a los que ha tenido acceso este diario (con fecha de septiembre de 2014) muestran que desde su puesta en marcha 324 ciudadanos de fuera de la Unión Europea han logrado acceder a un visado de residencia por esta vía.

En febrero de 2014 apenas un extranjero había obtenido su visado; desde entonces la actividad se ha acelerado con más de uno al día La actividad a este respecto se ha acelerado en los últimos meses. En mayo de 2014, en una respuesta parlamentaria a una pregunta del diputado de ICV Joan Coscubiela, el Ejecutivo informaba de que a fecha del 6 de febrero de 2014, tan solo un ciudadano extranjero había obtenido un visado para residir en España tras la compra de una vivienda de al menos medio millón de euros. Desde entonces, la cifra se ha incrementado en otros 323 casos, impulsada por el cada vez mayor interés de los inversores internacionales y las estimaciones de los analistas del mercado, que señalan que estaríamos próximos a tocar suelo en la caída de precios del ladrillo.

Estos datos de nuevos visados a inversores en ladrillo vienen a confirmar lo que ya anticipaba desde hace varios trimestres el mercado inmobiliario español, que se había visto revitalizado desde que esta medida fue anunciada por el Gobierno. La compraventa de vivienda libre por parte de extranjeros se incrementó en la primera mitad del año un 21%, según las últimas estadísticas disponibles del Consejo General del Notariado. En los primeros seis meses del año se han formalizado 34.680 transacciones de pisos y casas, de las que más de la mitad (un 54%) fueron a cargo de no residentes.

La Ley de Emprendedores contempla otros perfiles de inversores extranjeros, además de los inmobiliarios, que pueden acogerse al beneficio de obtener un visado por traer riqueza a España. Así, desde octubre de 2013 se han concedido otros 20 permisos de residencia a foráneos que han invertido capital, y una decena más a los llamados proyectos empresariales (ver cuadro inferior). Tal como explican fuentes oficiales, "se concede en primer lugar un visado de un año y después prórrogas de dos años siempre y cuando se mantenga la inversión".

Número de permisos de residencia a inversores extranjeros (Fuente: Ministerio de Economía y Comercio).

Sumados los importes procedentes tanto de inversores de capital (28,5 millones de euros), como inmobiliarios (251,6 millones) y empresariales (251,8), España ha ingresado más de 531 millones de euros en divisas extranjeras, según datos oficiales del Ministerio de Economía y Comercio. En el caso de los proyectos empresariales, la suma resultante es una estimación, toda vez que estos programas van por fases y las cantidades pueden presentar variaciones en el futuro.

Chinos, rusos y argentinos

Los rusos apenas efectúan el 7,1% de las compraventas, pero de media gastan unos 678.422 euros en cada inmueble ¿Quiénes están comprando? ¿Qué tipo de viviendas? Los ciudadanos chinos son los que más han incrementado su interés por adquirir inmuebles en España. En el segundo trimestre del año las compraventas de vivienda por parte de este colectivo subieron un 466%, tal como reflejan los datos de los Notarios. Son además, solo por detrás de los argentinos, los que más pagan por el metro cuadrado (a 2.155 euros).

También están resultando especialmente activos los ciudadanos rusos, tal como aseguran a este diario fuentes del mercado inmobiliario. Apenas realizan el 7,1% del total de compraventas, pero pagan un valor medio de 678.422 euros por cada vivienda, según explican los analistas de Fotocasa. La Costa Brava y la alicantina serían las zonas geográficas predilectas de este colectivo, especialmente interesado "en casas exclusivas y de alto standing", añaden desde este portal inmobiliario.

Por su parte, los analistas del portal inmobiliario Casaktua constatan que son los turistas británicos, rusos y belgas los más interesados en adquirir una vivienda en España el año pasado. "El perfil del comprador es un extranjero muy interesado en la adquisición de propiedades que antes de la crisis costaban bastante más. Concretamente, en el caso de las viviendas con un coste superior a 500.000 euros, esta circunstancia se acrecienta, puesto que se pueden adquirir por un precio más competitivo", explica María Jesús de Miguel, directora comercial de esta compañía.

La demanda de este tipo de vivienda con posiblidad de visado de residencia se está incrementando, y prueba es que cada vez más empresas ofrecen sus servicios a extranjeros para llevar a cabo el asesoramiento, gestiones y trámites. Es el caso, por ejemplo, de multinacionales como Engel & Volkers o Spain Property, que específicamente ofrecen a sus clientes la posibilidad de obtener permisos de residencia en España.

Casi 4.000 visados en total

La llamada Ley de Emprendedores no solo facilitaba la obtención de residencia temporal en España a los inversores con dinero. El objetivo del proyecto era también el de atraer talento y mano de obra altamente cualificada bajo el paraguas de un permiso temporal no solo para el interesado, sino para posibles familiares.

Así, otros 3.445 ciudadanos extranjeros han podido acogerse a los visados de residencia (ver desglose en cuadro inferior). Casi la mitad, unas 1.564 personas, lo hicieron debido a sus vínculos familiares. Tras ellos, otras 907 personas son ahora residentes por su condición de trabajadores de alta cualificación. Otros 720 ciudadanos extranjeros residen en España gracias a que han sido trasladados por sus empresas, y 183 gracias a su labor como investigadores de alto nivel. Por último, otros 71 emprendedores han accedido la residencia española por desarrollar su actividad aquí.

Visados concedidos gracias a la Ley de Emprendedores (Fuente: Ministerio de Economía y Comercio).

Ya hay casos de picaresca

El límite de 500.000 euros fijado por el Gobierno para conceder sus permisos de residencia han conllevado ya algunos casos de picaresca, tal como ha podido conocer el diario 20minutos. Y es que la oferta de este tipo de viviendas en ocasiones no coincide con la demanda. Así, aumenta el incentivo para incrementar los precios de pisos cuyo precio inicial se sitúa por debajo del límite de medio millón de euros.

Es el caso de una familia que ha preferido no dar su nombre aunque sí su testimonio: "Vendíamos el piso por 400.000 euros, si bien los compradores, unos ciudadanos rusos, nos pidieron que declaráramos una operación de 500.000 euros, y que ellos se harían cargo de los impuestos, las plusvalías y las notarías que fueran necesarias", aseguran.