Ateneo de Madrid
Imagen de una conferencia en uno de los salones del Ateneo de Madrid. Ateneo de Madrid

El diputado de ERC Joan Tardà ha denunciado la "connivencia" y el "colegueo entre los policías y los miembros de Falange y otros personajes de ese pelaje" el lunes en el Ateneo de Madrid, cuando un grupo ultraderechista irrumpió en un acto sobre el proceso soberanista de Cataluña con políticos catalanes.

Lo más preocupante es la connivencia con la Policía españolaTardá ha explicado este martes, en rueda de prensa, que algunos asistentes al acto que presenciaron los hechos le han "contado que había colegueo" y que la Policía llamaba a los ultraderechistas "por sus nombres".

El parlamentario catalán ha considerado "muy lamentable que estos fascistas mancillen el Madrid democrático y republicano" y que "de forma repetida traten de alterar una reunión y vulnerar los derechos civiles de los ciudadanos". No obstante, ha insistido en que "lo más preocupante es la connivencia con la Policía española".

En rueda de prensa en el Congreso, Tardà se ha referido también al pleno que celebra este martes el Tribunal Constitucional para decidir si admite a trámite el recurso del Gobierno contra la consulta soberanista alternativa convocada por la Generalitat catalana para el 9-N, y ha afirmado de que no tienen "ninguna confianza" en este tribunal, porque "trabaja a sueldo del PP, como en otras ocasiones ha trabajado a sueldo del PSOE".

Algunos testigos aseguraron que los policías llamaron "por sus nombres" a los ultraderechistasA su juicio, "diga lo que diga" el TC los ciudadanos de Cataluña "se van a movilizar el 9 de noviembre mediante el ejercicio del derecho a votar en unas urnas que estarán en un gran número de institutos de Educación Secundaria en las ciudades catalanas".

También ha reiterado que ante la "intolerancia" del Gobierno español, lo que debería hacer el de la Generalitat es "no acatar y continuar implicado en la organización de la consulta del 9 de noviembre, como ya ha hecho".

"De forma repetida hemos instado a Mas a continuar con los trabajos y responsabilidades que ha asumido, porque ningún dirigente político catalán, y menos el presidente, debe traicionar la voluntad de una parte muy mayoritaria de la ciudadanía catalana de votar en el sentido que considere oportuno", ha argumentado.

Se enfrentan a una sanción administrativa

Los 24 radicales de extrema derecha identificados se enfrentan a una sanción administrativa por haber infringido la ley que regula el derecho de reunión y la ley de seguridad ciudadana, según ha indicado la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes.

La delegada ha afirmado que la presencia de policías de paisano permitió que no hubiese agresiones ni daños en el acto, cuyos organizadores no han querido interponer denuncia contra estas personas de "ideología falangista".

El acto del Ateneo era de entrada libre y por ello no se pudo establecer un sistema de control de acceso que, según ha recalcado, los organizadores no querían. No obstante, la Delegación del Gobierno conocía la posibilidad de que este grupo irrumpiera y por ello dio traslado a la Policía, que envió agentes de paisano al acto "para evitar altercados violentos", ha relatado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.