La candidata socialista a la Presidencia francesa, Ségolène Royal, ha acortado la distancia con su rival conservador, Nicolas Sarkozy, que sigue en cabeza de los sondeos a ocho días de la segunda ronda de las elecciones presidenciales francesas.

Sarkozy ganaría con el 52,5% de los votos, un retroceso de 1,5 puntos en cinco días, mientras que Segolene Royal recupera posiciones hasta situarse en el 47,5%, según un sondeo de Ifop que publica el periódico Journal du Dimanche.

Un 22% se muestra indeciso y no sabe a quién va a votar

Un 22% de los encuestados dice que todavía no tiene claro cuál será su voto, según el sondeo, que prevé una participación en las urnas del 81%, frente al 83,77% registrado en la primera vuelta, celebrada el pasado domingo.

Royal mantuvo un debate insólito con el ex candidato centrista François Bayrou, quien quedó en tercera posición en la primera vuelta de los comicios, en los que alcanzó algo más del 18% de los sufragios, lo que en votos supone el apoyo de algo más de siete millones de ciudadanos.

Los electores de Bayrou, cruciales

Según algunas encuestas, el 53% de los ciudadanos que apoyaron a Bayrou votará a Royal en la segunda vuelta, mientras que el 47% restante se decantará por Sarkozy.

Dado que todos los votos de izquierda no llegaron al 37% en la primera ronda, Royal necesita imperiosamente conquistar al mayor número posible de votos centristas.

El 89% de los que votaron por los cuatro candidatos de extrema izquierda y el 99% de los que apoyaron a la comunista Marie-George Buffet votará a Royal el 6 de mayo, según Ifop.

Mientras, Sarkozy recibiría el 77% de los sufragios de quienes votaron al ultraderechista Jean-Marie Le Pen.

Le Pen, que quedó en cuarto lugar en la primera vuelta, con el 10,4% de los votos, anunciará el próximo 1 de mayo qué postura adopta ante la segunda ronda.

Un 74% de todos los encuestados pronostica que Sarkozy será elegido presidente, contra un 18% que apuesta por Royal.

Mientras personalidades del Partido Socialista (PS), incluido su líder y compañero de Royal, François Hollande, se mostraban convencidos de que la candidata socialista ha ganado puntos contra Sarkozy con el debate con Bayrou.