El Premio de Novela Benito Pérez Armas, que anualmente otorga la Fundación CajaCanarias, ha recaído en la presente edición en la novela 'Todas las personas que mueren de amor', del escritor Víctor Álamo de la Rosa, dotado con 12.000 euros y la publicación de su obra.

La novela, según indica el autor, es "una indagación muy literaria en las sensaciones del desamor, porque cuenta la historia de un personaje capaz de morirse de amor nada menos que siete veces".

"Se trata de una novela que es muy literaria porque está en las antípodas de las novelas de género, tan en boga por estrictos parámetros comerciales, ya que tiene una escritura muy elaborada y fragmentaria, y además presenta guiños a obras tan emblemáticas de la tradición literaria canaria como Fetasa, de Isaac de Vega", añade.

Para Víctor Álamo de la Rosa, esta novela será "un giro sorprendente" para sus lectores. "Estoy muy feliz porque esta novela no habría tenido salida si no llega a ganar un concurso como éste, donde se busca premiar obras con valores literarios, artísticos, y no se utilizan criterios meramente comerciales", comentó.

La novela premiada es la séptima en la trayectoria de este narrador, después de haber publicado las obras 'El humilladero' (1994), 'El año de la seca' (1997), 'Campiro que' (2001), 'Terramores' (2007), 'La cueva de los leprosos' (2010) e 'Isla nada' (2013), su última novela hasta la fecha, recientemente destacada por el periódico 'El Mundo' como "la novela de un gran contador de historias universales".

En esta última convocatoria se han presentado a concurso un total de 64 obras originales. Posteriormente, el jurado de la presente edición, compuesto por Cecilia Domínguez, Juan-Manuel García Ramos y Juan Cruz Ruiz, seleccionó cuatro novelas finalistas, de entre las que consideró merecedora de alzarse con el galardón, por mayoría de sus miembros, a la mencionada creación prosística de Víctor Álamo de la Rosa.