Felipe de Borbón
Felipe de Borbón. EFE

Una habitación (363 euros) y tres suites (entre 394 y 497 euros cada una) ha reservado la Casa Real en la clínica Ruber Internacional para el nacimiento de la segunda Infanta.

El Príncipe (1,97 metros) tendrá que adaptarse de nuevo a las medidas de las camas y los sofás de la lujosa clínica, que se le quedarán pequeños (miden 1,95 metros). En la Ruber un café cuesta 1,80 1, y se dejan unos 6.000 euros de señal al ingreso cuando el tratamiento es privado. Las vistas desde la suite número 10, donde nació Leonor, son inmejorables, y el baño, inmenso.

"Si te portas bien le diré al Rey que baje a verte", le dijo un cirujano a un paciente para animarle

Los médicos, según cuenta un familiar de un joven ingresado, ya han comenzado a decir a los pacientes: «Si te portas bien, le voy a decir al Rey que baje a verte».

Hay ambiente de fiesta en la Ruber, y el amplio jardín de maternidad parece el del edén.

Una mamá que acaba de tener gemelos comenta: «No hemos notado nada. Se intuye que hay seguridad, pero es casi imperceptible». Todo está limpio e impoluto, hasta los baños portátiles de los periodistas, donde hay espejito, jabón y papel higiénico. Sólo les falta algo más de agua cuando se tira de la cadena.