Muerte y moda: un siglo de ropa femenina para guardar luto

  • El Museo Metropolitano de Nueva York examina el desarrollo estético y las implicaciones culturales del luto femenino entre el siglo XIX y principios del XX.
  • Una serie de conjuntos de entre 1815 y 1915, muchos de ellos exhibidos por primera vez, se suman a accesorios, joyas, ilustraciones y fotos de la época.
  • En Europa los estándares oficiales del luto de la realeza se propagaban a las diferentes clases sociales con las revistas de moda.
'El Ascot negro', foto que documenta las carreras de Ascot que tuvieron lugar en 1910 poco después de la muerte del rey británico Eduardo VII
'El Ascot negro', foto que documenta las carreras de Ascot que tuvieron lugar en 1910 poco después de la muerte del rey británico Eduardo VII
Courtesy of The Metropolitan Museum of Art, Getty Images

Un vestido negro era la manera más poderosa en que una mujer de la Inglaterra victoriana podía expresar la pérdida de un ser querido. La misma reina Victoria del Reino Unido (1819-1901), cuando murió su marido el príncipe Alberto a causa de una fiebre tifoidea en 1861, adoptó el luto y lo conservó hasta el final de su vida. Que la emblemática monarca no abandonara el duelo sin duda le dio al color negro cierto atractivo relacionado con la distinción y el poder.

Death Becomes Her: A Century of Mourning Attire (La muerte se hace ella: un siglo de atuendos de luto) explora el desarrollo estético y las implicaciones culturales del luto femenino a lo largo del siglo XIX y hasta principios del XX, prestando especial atención a los EE UU y al Reino Unido. La muestra, en el Metropolitano de Arte de Nueva York (MET) del 21 de octubre al 1 de febrero, es en The Costume Institute (Instituto del Traje), que pertenece al museo y se encuentra en el mismo edificio.

Unos treinta conjuntos creados entre 1815 y 1915, muchos de ellos exhibidos por primera vez, se suman a una colección de accesorios, joyas, ilustraciones y fotos de la época para examinar la influencia de la alta costura y los dictados de la elegancia en el vestir en combinación con los rituales del duelo.

La viuda, "una potencial amenaza"

"La viuda con velo podía suscitar simpatía a la vez que dar pie a los avances depredadores masculinos. Como una mujer con experiencia sexual y sin limitaciones matrimoniales, era a menudo vista como una potencial amenaza al orden social", declara Harold Koda, director de The Costume Institute y uno de los comisarios de la muestra.

Entre los vestidos expuestos hay uno que perteneció a la reina Victoria y otro a Alejandra de Dinamarca, reina consorte del rey Eduardo VII del Reino Unido. Koda destaca que los estándares oficiales del luto de la realeza se propagaban a las diferentes clases sociales con las revistas de moda. "Los ropajes recomendados estaban inmediatamente disponibles para su adquisición en los almacenes de ropa de luto que proliferaron en ciudades europeas y estadounidenses a mediado del siglo XIX".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento