Artur Mas
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas (c), saluda a los ciudadanos en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, delante del Palau de la Generalitat. EFE

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha afirmado este sábado que su intención es mantener las preparativos de la consulta del 9 de noviembre aunque el Tribunal Constitucional (TC) la suspenda cautelarmente, y ha admitido que se deberá analizar el fallo del alto tribunal para ver los efectos concretos.

En una entrevista en TV3 tras firmar este sábado por la mañana el decreto del 9-N, Mas ha defendido que la Generalitat pueda preguntar la "opinión" de los catalanes y ha planteado que el Estado, si quisiera, podría hacer su propuesta el 9-N con una "segunda urna", pero "no podrá haber votos porque no hay propuesta" y por eso intentan "hundirlo todo", ha criticado.

El Estado, si quisiera, podría hacer su propuesta el 9-N con una segunda urna, pero no podrá haber votos porque no hay propuesta Pero "si lo hunden todo, entre comillas a 'manu militari', no es por falta de pulcritud jurídica", ha dicho Mas, que ha asegurado que se ha elaborado el decreto y la ley de consultas de forma "impecable" desde el punto de vista jurídico: "Se lo hemos puesto muy fácil —al Estado— para que digan 'votad' y muy difícil para que digan 'no votéis", ha subrayado.

El presidente catalán ha confiado en que el TC actúe como un árbitro imparcial pero ha admitido que no sabe "en qué consistirá la suspensión del TC" si se produce y, en función de esto, se deberá analizar qué se hace, ha dicho.

Pero en todo caso, "tenemos la legitimidad para tirarla adelante" y es de "sentido común" que la Generalitat pueda consultar a los catalanes sobre su futuro político, ha remarcado. Y en una nueva metáfora marinera, Mas ha subrayado: "Los barcos a vela llevan motor y si se quedan sin motor, despliegan las velas y mantienen el rumbo".

Ante una probable suspensión del TC, Mas ha remarcado que "suspendida no quiere decir anulada" y ha incidido en que su posición es que "si queda suspendida y no automáticamente anulada, que me imagino que es lo que pasará, en cualquier momento se puede levantar la suspensión, por lo que si la suspende, el Govern tiene que estar preparado para que se pueda votar el 9N".

Mas ha dicho que este proceso soberanista no es "contra España", pero ante eventuales represalias, ha dicho que está dispuesto a asumir "todos los riesgos" que puede tener como presidente.

Pero en lo que se refiere a la ciudadanía, la gente "no tiene que tener miedo" sino la "seguridad de que hacemos lo que tenemos derecho a hacer y lo que nos conviene hacer", ha argumentado.

Mas ha afirmado que aún espera del Estado alguna propuesta para Cataluña, algo que no se ha producido, y ha subrayado que es mejor votar a través de una consulta porque al final, ha dicho, "se acabará votado" de otras maneras, sin especificar si será a través de unas elecciones plebiscitarias.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.