En un comunicado, se ha referido, de esta manera, a la reunión de la Mesa General de las Administraciones Publicas del Estado celebrada este jueves, en la que ha participado ELA.

El sindicato ha señalado que la reunión ha sido "una muestra más de la inutilidad del diálogo social y la necesidad de la movilización". "El gobierno pretende dar apariencia de negociación a lo que son medidas unilaterales de destrucción de empleo y recorte continuo de derechos laborales y sociales", ha agregado.

ELA ha afirmado que el Ejecutivo ha vuelto a anunciar una nueva congelación salarial para el 2015 y destrucción de empleo, ya que ha reiterado la posibilidad por parte de las Comunidades Autónomas de establecer la "tasa de reposición" de hasta el 20% entre empleados de sanidad y educación.

La central sindical ha afirmado que, "con este nuevo recorte", en materia de empleo, el Estado destruirá "más de medio millón de empleos públicos".

Según ha indicado, con la nueva congelación para 2015, la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores se eleva a más del 22% desde 2010. Además, ha indicado que la devolución del 25% de la paga extra del 2012 para los empleados de la administración del Estado, coincide con los días de devengo de dicha paga "que se están ganando en los tribunales de justicia".

ELA ha exigido al Gobierno Español que termine "con esta carrera austericida que está deteriorando la cohesión social, los servicios públicos y las condiciones de trabajo de los empleados públicos".

Por ello, cree "urgente" recuperar todo el empleo destruido, los derechos laborales y sociales "perdidos" estos últimos años, y reconocer a todos los trabajadores empleados en las administraciones de Euskadi y Navarra "la posibilidad de decidir en nuestro ámbito las condiciones de trabajo que debemos tener".

ELA ha denunciado la "pasividad" de los representantes del Gobierno de Urkullu y Barcina presentes en la reunión, que "no han mostrado su rechazo a los recortes planteados por el Gobierno español".

En este sentido, ha exigido a estos dos Gobiernos, así como a las Diputaciones forales y entidades locales, "que defiendan su ámbito de decisión y no sigan las directrices marcadas por el Gobierno Español".

"Una vez más nuestros poderes públicos deben decidir si quieren ser correas de transmisión de políticas antisociales o si, por el contrario, deciden apostar en favor del desarrollo y cohesión social de la sociedad que dicen representar", ha agregado.

Por último, ha hecho un llamamiento a los trabajadores para seguir movilizándose. "No tenemos más camino que la movilización, si queremos recuperar todas las condiciones laborales y sociales que nos están hurtando", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.