Los madrileños que piden pagar sus impuestos a plazos suben un 60% en un año

  • Unos 200.000 contribuyentes de la capital solicitaron el pago fraccionado de los impuestos municipales en 2013, frente a los 125.000 de un año antes.
  • Los madrileños se acogen a esta modalidad para evitar abonar el importe de los tributos de golpe, sobre todo con el IBI (401 euros de media este año).
  • El Ayuntamiento permite dividir el IBI y la tasa de basuras en varios pagos al año, con una bonificación de hasta el 5%. Así las arcas públicas obtienen liquidez.
  • Expertos tributarios y fuentes municipales atribuyen este aumento a la difícil "situación económica de las familias" y el "aumento de los impuestos locales".
Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid.
Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid.
Jorge París

Al llegar otoño, los madrileños comienzan a recibir los temidos recibos de los principales tributos municipales. A partir del 1 de octubre se inicia el periodo de pago voluntario del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y de la tasa de basuras, que gravan a los propietarios de viviendas y locales; además del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), que se cobra a los negocios. Hasta ahora lo más habitual era pagar todo el importe de golpe en estas fechas, pero cada vez más contribuyentes están optando por fraccionar el pago de los tributos en varios plazos a lo largo del año, según los datos recogidos en la Memoria de 2013 de la Agencia Tributaria de Madrid (publicada a mediados de septiembre).

Durante el año 2013, un total de 200.638 ciudadanos se acogieron al modelo de pago fraccionado de impuestos en Madrid, frente a los 125.241 contribuyentes que lo habían solicitado en el ejercicio anterior, según las estadísticas del área municipal de Hacienda. Por lo tanto, el pago a plazos de tributos en la ciudad se ha incrementado en un 60,2% en un año. El Ayuntamiento vincula directamente este ascenso a "la actual situación económica, que ha tenido su reflejo en la línea de crecimiento que vienen experimentando los fraccionamientos de pago", tal y como se recoge en la Memoria.

Los expertos fiscales consideran que muchos contribuyentes se han lanzado a este sistema ante el aumento de los impuestos locales: "Se facilita a las familias el poder hacer frente a los pagos de tributos, puesto que se han visto incrementados en los últimos años, sobre todo el IBI. Si se paga todo al final se nota más en el bolsillo que si se va abonando poco a poco", explica Marta González, directora de Estudios de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf). Pero también el Consistorio saca ventaja: "El Ayuntamiento se beneficia con este sistema porque al final el contribuyente adelanta el dinero y aumenta la liquidez de las cuentas públicas", añade González. En cualquier caso, la asesora fiscal advierte de los riesgos de este sistema: "El pago se domicilia, por lo que hay que estar pendiente de tener dinero en la cuenta bancaria cuando llegue el plazo de pago si no queremos tener una deuda con el Ayuntamiento".

El fraccionamiento se puede solicitar con anterioridad a la apertura del periodo voluntario de pago. En este caso, se permite el abono del importe total del tributo en dos plazos: uno a mediados de año y otro a finales. Además, con esta modalidad el Ayuntamiento concede al contribuyente una bonificación del 3,25%, que se descuenta del importe de la cuota final. Las familias se acogen ahora más a este sistema por un doble motivo: por un lado, evitan abonar de una sola vez sus impuestos, con lo que su bolsillo nota menos la carga fiscal; y por otra, consiguen un ahorro por la bonificación.

"Acreditar la situación económica"

Otra opción consiste en pedir el aplazamiento del pago de tributos, para poder abonarlos una vez que haya pasado el periodo voluntario (con un máximo de 18 meses de prórroga). En este caso, los requisitos que exige el Ayuntamiento son más restrictivos: "Se debe acreditar que la situación económica impide de forma transitoria efectuar el pago en los plazos establecidos". Además, aquellos que tengan que pagar más de 18.000 euros en impuestos (normalmente, empresas o negocios) necesitan un aval bancario para garantizar que se harán cargo de esta deuda.

Las asociaciones de consumidores y defensores de los derechos del contribuyente valoran "positivamente todo lo que sea facilitar el cumplimiento de los deberes fiscales a los ciudadanos". Aunque también lamentan que los requisitos son demasiado restrictivos: "La pega es que los motivos para solicitar aplazamientos o fraccionamientos son escasos y los requisitos exigidos son, a nuestro entender, demasiado estrictos. Por ello consideramos que sería necesario suavizarlos para permitir al contribuyente cumplir con estas obligaciones fiscales sin demasiados agobios", explica Ileana Izverniceanu, portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Por otro lado, el Ayuntamiento introdujo en 2012 un sistema de pago a la carta del IBI y la tasa de basuras, que da la posibilidad de dividir el importe total hasta en nueve plazos. El contribuyente que se acoja a esta modalidad tiene una bonificación del 5%. El Consistorio está promoviendo el fraccionamiento de los impuestos para conseguir tener dinero en caja durante todo el año, en lugar de recibir todos los ingresos tributarios de golpe a final de año. De esta forma, las arcas públicas ganan liquidez para hacer frente a los gastos corrientes.

Suben el IBI y el 'numerito', pero bajan las basuras

El impuesto más cuantioso que pagan los hogares madrileños es el IBI: un recibo medio (para una vivienda de 90 metros cuadrados en un barrio de clase media) ascenderá este año a 401 euros, después de la subida del 6,4% aprobada por el gobierno de Botella. Mientras, los propietarios de inmuebles pagarán también este año una media de 48 euros por la tasa de basuras. Este impuesto se ha reducido este año un 12% y el año que viene dejará de cobrarse. Otro de los grandes tributos que gravan a las familias es el de vehículos (el 'numerito'), que este año alcanzará los 142,5 euros, después de la subida del 2% aprobaba por el Ayuntamiento. Para el año que viene está previsto que se reduzca su importe en un 10%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento