Llegada a España del religioso infectado de ébola
Fotografía facilitada por el Ministerio de Defensa de la llegada del religioso y médico español Manuel García Viejo, infectado de ébola, a la base de Torrejón de Ardoz (Madrid), en un avión medicalizado desde Sierra Leona. MINISTERIO DE DEFENSA / EFE

El estado de salud de Manuel García Viejo, el religioso de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios infectado por ébola e ingresado en el Hospital Carlos III de Madrid, ha sufrido "un empeoramiento dentro de la gravedad".

Así lo han confirmado a Efe fuentes de la orden religiosa, que han pedido prudencia a la hora de informar del estado del paciente. El enfermo, de 69 años, ha pedido que se mantenga la privacidad sobre su situación médica.

García Viejo, que no recibe ningún tratamiento experimental contra el virus, es director médico del Hospital San Juan de Dios de Lunsar (Sierra Leona) y llegó el pasado lunes a España repatriado por el Gobierno.

Desde entonces está siendo tratado con medidas de soporte vital para intentar mantener adelante los diferentes órganos, una práctica que se lleva a cabo en los casos de enfermedades graves. No puede ser tratado con ZMapp al haberse agotado todas las existencias de dicho suero experimental.