'Les Trois Grâces', 1995-2003
'Las tres gracias' (1995-2003), conjunto escultórico de Niki de Saint Phalle © 2014 Niki Charitable Art Foundation, All rights reserved / Photo : Philippe Cousin

Esposas devora-maridos, mujeres-catedral, insaciables representaciones, casi siempre monumentales, del mito de la diosa femenina presente en todas las tradiciones, la responsable de la fecundación y la dueña de la naturaleza... La artista Niki de Saint Phalle (1930-2002), autodidacta, atrevida, feminista, de precaria salud y muchas ganas de combate recibe el homenaje de los museos públicos franceses con una retrospectiva que luego vendrá a Bilbao.

El Grand Palais de París expone hasta el 2 de febrero la antología Niki de Saint Phalle, con 200 obras monumentales y documentos, gran parte de ellos inéditos. Como complemento, en el espacio artístico Le 104 se expone La Cabeza, enorme escultura de una calavera de inspiración olmeca que nunca antes se había visto en Europa. La retrospectiva, que está coproducida por el Museo Guggenheim de Bilbao, está programada en este centro del 27 de febrero al 7 de junio de 2015.

'Top-model' de 'Vogue' y 'Elle'

Nacida en una familia francesa de acaudalados banqueros que se trasladó a los EE UU en 1933, De Saint Phalle fue una precoz y famosa top-model que apareció en las portadas de Vogue o Elle a finales de los años cuarenta y comienzos de los cincuenta. En 1952, cansada de la segregación racial y la caza de brujas, regresó a Francia, pero el viaje tenía otras causas: estaba profundamente deprimida y tuvo que ser internada en un sanatorio.

En una visita al parque Güell decidió que deseaba hacer espacios públicos

Al año siguiente, aún en medio del proceso de recuperación, se estableció en la colonia de artistas de Deyá (Mallorca). En una visista el parque Güell de Gaudí tuvo una visión: se imaginó sembrando el mundo de espacios públicos dominados por una "fantasía anómala".

Las gigantescas 'Nanas'

Mediática y exitosa en vida, la artista, que nunca abandonó las luchas sociales —sería pionera en la lucha contra la discriminación provocada por el sida— tenía tendencias esotéricas y creó collages rosados, retratos de prostitutas, diosas, parturientas, novias y las célebres y multicolores Nanas, gigantescas figuras feméninas que tuvieron un gran éxito como decorado público en todos los continentes.

Los hombres no tienen idea alguna del modo de mejorar el mundo Son esculturas que invitan a admirar la energía femenina. "Los hombres son muy creadores. Han inventado todas estas máquinas de la era industrial, pero no tienen idea alguna del modo de mejorar el mundo", decía.

Escándalo en Estocolmo

Su gran éxito llegó con un escándalo cuando, en 1966, montó en Estocolmo la pieza  Hon-en katedral (Ella es una catedral), una escultura-instalación de una mujer yacente de 29 metros de largo en cuyo interior los espectadores entraban por la vagina y accedían a diversas estancias. La obra, que a estas alturas sería aceptada casi como un accesorio de parque infántil, despertó una agria controversia y tuvo que ser claurada tras unos pocos días abierta al público.

Mujeres que se alimentan de sus maridos despedazados  Otros ambientes de la exposición están dedicados a las devoradoras —mujeres que se alimentan de sus maridos despedazados o los pasean como perros— y los Disparos, performances en las que elaboraba obras artísticas disparando pintura mediante un rifle de aire comprimido.

Hay un parque en la Toscana y otro en California

El arte público, al que dedicó gran parte de su energía y dinero, es un capítulo esencial de la muestra, dado que se trata de una una vertiente monumental y poco conocida del trabajo de esta creadora difícil de clasificar —fue la única mujer del grupo neodadísta de los Nouveaux Realistes, pero también está cerca de los postulados del pop art—. Se exponen vídeos, maquetas de edificios, fuentes, parques infantiles, jardines escultóricos esotéricos e inspirados en el tarot —llegó a realizar uno en la Toscana italiana y otro, Parque Escondido, en el sur de California (EE UU)—, casas habitables...

Se ha olvidado su violencia, compromiso y radicalismo Los organizadores de la retrospectiva dicen que estamos ante "una de las artistas más conocidas de mediados del siglo XX" pero advierten que "la riqueza y la complejidad de su obra están aún por descubrir". Añaden que "se conoce su carácter alegre y colorido, pero se ha olvidado su violencia, compromiso y radicalismo: la audacia de sus composiciones, el contenido político y feminista de su trabajo y la ambición de sus realizaciones en el espacio público".

'Personalidad mediática'

Destacan que se trata de "una de las primeras mujeres artistas que obtuvo un reconocimiento internacional en vida y que se valió de su personalidad mediática" y "una de las primeras personalidades —al mismo tiempo que Warhol— que utilizó la prensa y los medios de comunicación para controlar y orientar la acogida de su trabajo".

Murió por una enfermedad causada al inhalar el poliéster de sus esculturas Niki de Saint Phalle murió el 2 de mayo de 2002 por una enfermedad pulmonar causada por los gases tóxicos producidos durante la fabricación de sus grandes figuras matriarcales de poliéster.