Ordenan la busca y captura de cinco acusados de SEGI por no acudir al juicio

  • Los jóvenes han decidido "enfrentar" su juicio "de manera activa y desobediente".
  • El fiscal pide seis años para 28 presuntos miembros de la organización.
  • Hace tres meses este tribunal absolvió a cuarenta acusados de Segi al entender que sus actuaciones eran de contenido político.
La Audiencia Nacional ha iniciado el juicio de veintiocho presuntos miembros de la organización juvenil Segi, ilegalizada por su subordinación a ETA.
La Audiencia Nacional ha iniciado el juicio de veintiocho presuntos miembros de la organización juvenil Segi, ilegalizada por su subordinación a ETA.
Chema Moya / EFE

Un total de cinco de los 28 acusados de integración en organización terrorista por su pertenencia a Segi, que debían personarse este lunes en el juicio en su contra celebrado en la Audiencia Nacional, no han comparecido en la vista oral.

El tribunal, presidido por la juez Ángela Murillo, ha ordenado su busca y captura y ha advertido que mantendrá a los cinco -Jacint Ramírez Cruz, Xabier Arina, Imanol Salinas, Irati Tobar e Igarki Robles- en prisión durante toda la duración del juicio, señalado hasta el próximo mes de diciembre.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional inicia a partir de este lunes un nuevo macrojuicio contra el entorno de la banda terrorista ETA, en concreto su rama juvenil SEGI. En esta ocasión debían sentarte en el banquillo 28 jóvenes para los que la Fiscalía solicita una pena de seis años de prisión por integración en organización terrorista.

En una rueda de prensa celebrada a primera hora de la mañana en Bilbao, Irati Tobar, en nombre de los acusados, ha anunciado que algunos de ellos no acudirán a la vista oral de en Madrid como forma de "desobediencia". El movimiento Herri Harresia ha creado en Azpeitia (Gipuzkoa) un nuevo 'Aske Gune' (Espacio libre) en apoyo a a los jóvenes que no acudirán al juicio y se mantendrán acampados hasta su detención.

Los cinco jóvenes en busca y captura han afirmado que no se esconden y que permanecerán en el 'Aske Gunea' (Espacio de libertad, una especie de acampada) de Azpeitia para exigir el fin de los juicios "políticos".

Unas 200 personas, entre las que se encontraban estos cinco jóvenes, se han concentrado este lunes, junto a la Basílica de San Ignacio de Loiola en la localidad guipuzcoana de Azpeitia. Los concentrados portaban una pancarta con el lema 'no a los juicios políticos' en euskera y han proferido gritos como 'bakea da bide bakarra' (la paz es el único camino) o 'no nos pararán'.

En declaraciones a los medios, una de los cinco jóvenes que este lunes han decidido no acudir a la vista oral en la AN como gesto de desobediencia, Irati Tobar, ha explicado que "ha habido diferentes movimientos, personas, en clave de resolución del conflicto y todavía hay muchas consecuencias de ese conflicto político y armado que hay que solucionar, nuestro juicio, también el tema de presos o refugiados", ha afirmado.

Según ha explicado, estos 28 jóvenes vascos han decidido "enfrentar" su juicio en la AN "de manera activa y desobediente". Por ellos, aunque cinco de ellos han decido permanecer en el 'Aske Gunea', los otros 23 que sí han asistido a la vista oral, han "dado la espalda a los jueces con carteles con el lema 'no a los juicios, sí a la resolución'.

Jazint Ramirez, encausado que tampoco ha acudido este lunes a la AN, ha indicado que, tras decretar la juez Angela Murillo su "busca y captura, es probable" que sigan este proceso judicial "en prisión". "Ahora somos militantes políticos, no pretendemos escondernos, hacemos militancia política, estamos aquí para reivindicar que estos juicios políticos tienen que terminar, y para reivindicar el valor de la militancia", ha incidido.

La vista, suspendida

Además, la presidenta de la Sala, Ángela Murillo, ha suspendido durante cerca de una hora la vista ya que cuando iba a proceder al interrogatorio de los acusados estos se han levantado con carteles con la leyenda en euskera "resolución sí" y todos ellos con camisetas con la de "Libre. De la solidaridad al compromiso".

Según explican los fiscales Juan Antonio García Jabaloy y Susana Landeras en su escrito provisional de acusación, los 28 acusados fueron identificados a través de "vigilancias y seguimientos" como miembros de la dirección nacional de SEGI o responsables a nivel de 'herrialde' (provincia).

El escrito asegura que todos ellos integraban "la organización terrorista de la izquierda abertzale para el control y dinamización del frente juvenil, subordinado en todo momento a la estrategia de la banda terrorista ETA".

El fiscal pide en sus conclusiones provisionales seis años de prisión para veintiocho presuntos miembros de la organización juvenil. La vista se celebrará tres meses después de que este tribunal absolviera en el principal procedimiento contra Segi a cuarenta acusados al entender que sus actuaciones eran de contenido político y no estaban vinculadas ni a la citada organización juvenil ni a la violencia callejera de apoyo a la banda terrorista ETA, resolución firme al no haber sido recurrida.

Las acusaciones contra los 28

El fiscal Juan Antonio García Jabaloy explica en su escrito de calificación del juicio que comenzará contra los veintiocho nuevos acusados que Segi que ésta es la organización terrorista de la izquierda abertzale para controlar y dinamizar el frente juvenil del Movimiento de Liberación Nacional Vasco, subordinado en todo momento a la estrategia de ETA.

Añade que desde su ilegalización su actividad la realiza unas veces bajo sus propias siglas y otras bajo las de organizaciones pantalla como Gazte Asanbladas, Gazte Independentistak, Gaztetxes, Matxinada, Duina, Malatxa y Kamaradak.

Agrega que de esta forma, a pesar de su ilicitud, continúa con la organización de eventos convocados por siglas difusas pero controladas por el grupo para labores de captación, formación, concienciación, entrenamiento, recaudación de fondos, etcétera, como Udako Gazte Eskola, Gazte Topagunea, Mendi Martxa, Independentziaren Eguna, Gudari Eguna y Gazte Eguna.

El fiscal comenta que en dichos eventos se exhibe profusamente simbología de Segi y se adoptan extremas medidas de seguridad que en algunos casos han llegado a la identificación física de los asistentes con pulseras.

Señala que Segi dinamiza además la violencia callejera y afirma que "en el momento actual es la única estructura que sintoniza plenamente con los planteamientos más radicales de ETA". La Audiencia Nacional ha señalado treinta días para la celebración de este juicio, el último previsto para el 18 de diciembre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento