El comité de este certamen, que es el homólogo de los Goya en el cine, también concedió el Premio de Honor a Fernando Arrabal, autor de teatro que protagonizó la anécdota de la noche. «Señora ministra, muy republicana la veo», bromeó tras detenerse en el vestido de Carmen Calvo, con los tres colores de la bandera republicana. Además, Josep María Pou obtuvo el Premio al Mejor Director de Escena por La cabra o qui és Sylvia. Este montaje recibió también el Max al mejor espectáculo.