Famosos británicos y la independencia de Escocia
De izquierda a derecha: J.K. Rowling, Mick Jagger y Sean Connery, tres celebridades que se han postulado a favor o en contra de la independencia de Escocia. GTRES / EFE

El 'sí' o el 'no' a la independencia de Escocia ha dividido a un buen número de famosos de origen británico que han manifestado abiertamente su opinión. Desde actores como Sean Connery o Gerard Butler, pasando por la escritora J.K. Rowling o el futbolista David Beckham, muchas caras conocidas han hecho campaña a favor y en contra de la independencia, una decisión a la que están llamados al voto este jueves 18 cerca de 4,3 millones de residentes en Escocia.

Los que apoyan la independencia

Sean Connery. El eterno James Bond también es un sempiterno defensor de la independencia de Escocia. El pasado marzo concedió una entrevista en la que dijo: "Como escocés y alguien que ama de por vida a Escocia y el arte, creo que la oportunidad de independencia es demasiado buena como para perderla".

Gerard Butler. El actor escocés dijo en una entrevista que no veía ninguna razón por la que Escocia no deba ser independiente. "Es un país distinto con diferentes actitudes, personas y perspectivas, así que ¿por qué no?, se preguntó.

Brian Cox. "Paso mucho tiempo en Escocia. Aquí crecí y me eduqué", dijo el actor a la BBC en enero. "Lo que me importa es mi herencia cultural, más que nada. Así que de un lado siento que tengo algo que ofrecer de Escocia, pero al mismo tiempo, al no vivir en el país acepto el hecho de que no tengo derecho a votar", agregó entonces. Meses después, en otra entrevista, se reafirmó: "Toda esta discusión no tiene nada que ver con la libra. No es nada de eso que dicen que es importante, es sobre... intentar volver a los principios igualitarios, tan presentes en el carácter escocés".

Ken Loach. El director de cine declaró en 2012 que "si tuviera la oportunidad de ser independiente de esa panda de conservadores-liberales-nuevos laboristas, me uniría de inmediato. Pienso: 'Ve a por ello. Otros países colonizados han logrado su independencia".

Alan Cumming. El actor escocés de cine y televisión (conocido entre otros trabajos por la serie The Good Wife), es otro de los partidarios de la independencia. "Creo que la independencia no hace más que sumar a nuestro potencial y liberar una nueva ola de creatividad, ambición, confianza y orgullo. La señal es clara: en los últimos 15 años nos hemos fortalecido económica, social, cultural y globalmente. El mundo nos está esperando y sé que Escocia está preparada", dijo.

Franz Ferdinand. La banda escocesa ha apoyado el 'sí' a la independencia de Escocia al participar en un concierto llamado 'Una noche para Escocia', en el que han tocado otros grupos que comparten la misma causa.

Annie Lennox. La cantautora escocesa respalda abiertamente el 'sí':"Hay una oportunidad para algo innovador y visionario. Escocia podría tener una especie de postura nueva, ética, visionaria y podría adquirir ideas frescas. Eso sería increíble".

Vivienne Westwood. La diseñadora inglesa utilizó la plataforma de la London Fashion Week para expresar su apoyo a la causa del 'sí' a la independencia escocesa portando la bandera 'Saltire'. "Me siento muy antipatriótica sobre Inglaterra porque nos ha arruinado completamente", apuntó, para añadir: "Me gusta Escocia porque creo que son mejores que nosotros. Son mejores y más democráticos", concluyó.

Morrisey. El cantante inglés urge a la independencia de Escocia: "Deben cortar lazos con el Reino Unido. Amo Escocia y me encanta el espíritu escocés, no necesitan a Westminster en absoluto".

The Proclaimers. Los músicos escoceses Charlie y Craig Reid también están a favor del 'sí'. "Escocia tiene enormes recursos a nivel nacional, con su gente, la energía de las olas... Todas las posibilidades que este país tiene, necesitamos ocuparnos de nuestros asuntos", aseguraron.

En la campaña por el 'no'

J.K. Rowling. La autora de la saga literaria de Harry Potter y residente desde hace décadas en Edimburgo apoya abiertamente la campaña del 'no' (conocida como 'Better Together'), a la que donó un millón de libras (1,25 millones de euros).

David Bowie. El cantante fue uno de los primeros en declararse abiertamente partidario del 'no' a la independencia, y lo hizo de una manera original: a través de la modelo Kate Moss, que recogió en su nombre el galardón al mejor solista masculino en los Premios BRIT y leyó unas palabras escritas por el cantante inglés: "Escocia, permaneced con nosotros", concluyó su discurso Bowie.

Mick Jagger. El cantante de los Rolling Stones es una de las 200 celebridades que firmaron un manifiesto a favor de que Escocia siguiera formando parte del Reino Unido. La misiva va dirigida a los "queridos votantes de Escocia", y dice lo siguiente: "Queremos haceros saber lo mucho que valoramos los lazos de ciudadanía que nos unen, y expresamos nuestra esperanza en que sean renovados en las urnas. Lo que nos une es mucho mayor que lo que nos divide. Permanezcamos juntos". Entre otros famosos firmantes de la carta destacan el también cantante Sting, el científico Stephen Hawking, las actrices Judi Dench y Elena Bonham Carter, o el actor Patrick Stewart.

Paul McCartney. El exbeatle se sumó recientemente a esta carta abierta titulada 'Let's Stay Together' (Permanezcamos juntos), que hace un llamamiento a la unidad de Escocia con Inglaterra.

Rod Stewart. "Odiaría ver la unión rota después de todos estos años, y no creo que pase", dijo en una entrevista a Radio Times en julio de 2013.

David Beckham. El excapitán de la selección inglesa de fútbol manifestó públicamente su apoyo a que Escocia siga perteneciendo al Reino Unido y pidió a los escoceses que no abandonen un vínculo que es "la envidia de todo el mundo", en una carta abierta divulgada por la campaña del 'no'.

Alex Ferguson. El exentrenador del Manchester United declaró lo siguiente: "Ochocientos mil escoceses como yo viven y trabajan en otras zonas del Reino Unido. No vivimos en un país extranjero, sólo estamos en otra parte de la familia del Reino Unido. Puede que los escoceses que vivimos fuera de Escocia pero dentro del Reino Unido no tengamos voto en el referéndum, pero tenemos una voz y nos preocupamos profundamente por nuestro país".

Emma Thompson. La actriz británica reconoció en más de una ocasión que entendía el "romanticismo" en la causa nacionalista. "Hay que tener en cuenta que la relación entre Escocia e Inglaterra ha sido beligerante. Los ingleses hemos sido espantosos con los escoceses", dijo la oscarizada actriz. Sin embargo, ha asegurado que tiene "el corazón dividido" en la conveniencia de la independencia: "Entiendo el instinto, pero me cuesta aceptarlo cuando todavía las fronteras siguen causando tantos problemas. ¿Por qué nos vamos a empeñar en construir una nueva frontera entre los seres humanos en un mundo cada vez más pequeño en el que seguimos intentando con dificultad convivir los unos con los otros?".

Susan Boyle. La cantante escocesa que triunfó en el programa televisivo Britain's Got Talent declaró al diario The Scottish Sun: "Soy una escocesa orgullosa y patriótica, apasionada de mi herencia cultural y mi país. Pero no soy nacionalista".

Ewan McGregor. El actor escocés no ha escondido su preocupación por si llegara a dividirse el Reino Unido. "Soy un hombre escocés y amo a Escocia con todo mi corazón. Pero también me gusta la idea de Gran Bretaña, y no sé si no sería una vergüenza terrible abacar de este modo".

La reina mantiene su imparcialidad

Mientras tanto, la reina Isabel ha salido al paso de las informaciones que aseguraban que la monarca estaba preocupada por la posibilidad de que Escocia se independice del Reino Unido tras las publicación de varias encuestas que reflejaban un avance de los partidarios de la escisión. "Espero que la gente piense con mucho detenimiento sobre el futuro", advirtió este pasado fin de semana tras asistir a un servicio religioso dominical en la iglesia de Crathie Kirk, cercana al castillo de Balmoral, su residencia escocesa en Aberdeenshire.

"La imparcialidad constitucional de la soberana es un principio establecido en nuestra democracia, tal como ha demostrado la soberana durante su reinado", indicó por otro lado una nota emitida por la residencia oficial de Isabel II. "Cualquier sugerencia de que la reina querría tener influencia en el resultado de la campaña del referéndum es categóricamente falso. Su Majestad mantiene simplemente el punto de vista de que se trata de un asunto que incumbe a los escoceses", añadía el comunicado.