El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, ha valorado este miércoles los proyectos conjuntos que desarrollan la multinacional PSA Peugeot Citroën y el Centro Tecnológico de la Automoción de Galicia (CTAG), porque permiten a Galicia situarse "a la vanguardia de la innovación en el sector de la automoción".

Así lo ha manifestado el conselleiro durante una jornada de trabajo en el CTAG, en la que ha participado el director de Investigación, Innovación y Tecnologías Avanzadas de PSA Peugeot Citroën, Jean Marc Finot; así como el director de la planta viguesa de la multinacional, Yann Martin, y responsables del CTAG.

Francisco Conde ha subrayado que el trabajo intenso del Centro Tecnológico propicia "el mejor escenario para que Galicia esté a la cabeza de los desarrollos en el sector del automóvil".

A ese respecto, ha destacado que este centro de investigación y excelencia comparte objetivos con la Xunta, y ha recordado que la administración autonómica apuesta por "atraer proyectos de innovación" de grandes multinacionales, y por facilitar la "transferencia de conocimiento".

Por ello, el conselleiro ha apostado porque se mantenga un "marco estable" de colaboración entre PSA y CTAG, que permitirá reforzar la competitividad de la planta de Balaídos, sino también de toda esta industria en Galicia.

Conducción automatizada

El responsable de Investigación, Innovación y Tecnologías Avanzadas de PSA Peugeot Citroën, Jean Marc Finot, ha conocido este miércoles de primera mano algunos de los proyectos en los que la marca trabaja en cooperación con los técnicos del CTAG.

Entre esos proyectos, destacan los trabajos sobre automatización de la conducción, es decir, el desarrollo de tecnologías que permitan crear máquinas más intuitivas para facilitar la transición entre la conducción tradicional y la conducción automática (sin intervención de la persona).

Jean Marc Finot ha explicado que la finalidad de esas investigaciones es el desarrollo de un coche que permita, en determinadas circunstancias, que el conductor ceda el control al vehículo. No obstante, esa conducción automatizada solo sería posible en momentos y tramos de vía concretos, mientras que el conductor debería tomar el control en el resto de situaciones.

Finot ha señalado la dificultad de poner una fecha a la existencia de vehículos "sin conductor", y ha recordado que, para que puedan verse ese tipo de coches, primero tiene que haber una legislación compatible. Asimismo, ha indicado que "los conductores también deben aceptarlo, y la sociedad tiene que estar preparada".

En cualquier caso, ha avanzado que, a partir de 2020, sí podrían verse vehículos que se conduzcan solos en situaciones concretas como, por ejemplo, para dar servicio en los accesos a aeropuertos, o en tramos de autovía sin intersecciones.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.