El Ayuntamiento de Logroño contará para el mes de octubre con un servicio permanente de interpretación del lenguaje de signos, que facilitará al colectivo de personas sordas tanto la realización de las gestiones municipales como el acceso a la información de plenos y otros actos públicos.

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, y el presidente de la Asociación de Personas Sordas, Luis Mariano Rodríguez, han ratificado este miércoles el convenio anual por el que el Ayuntamiento apoya la labor que esta asociación desarrolla y, en concreto, el programa de Promoción de la autonomía personal de las personas sordas.

Los esfuerzos de esta asociación se dirigen, como ha resaltado Gamarra, a "la unión, la educación post-escolar, el mejoramiento cultural y la integración social" de las personas con déficit de audición que residen en Logroño".

"En una ciudad integradora, que cree en la igualdad de oportunidades para todos sus vecinos, es necesario prestar apoyo a estos colectivos que lo tienen más difícil. Las personas sordas dan ejemplo diario de esfuerzo y superación por solventar sus barreras de comunicación e integrarse plenamente en nuestra ciudad. Es deber de su Ayuntamiento estar a su lado y apoyarles en conseguir este objetivo", ha añadido la alcaldesa.

De hecho, el convenio recuerda en su articulado que "corresponde a los poderes públicos, en el ámbito de sus competencias, promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integran sean reales y efectivas, remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social".

Así, para colaborar a que las personas sordas de Logroño puedan participar en todos los ámbitos antes mencionados, el Ayuntamiento concede a la asociación que las agrupa 23.000 euros, destinados al programa de Promoción de la autonomía personal.

Es un programa que se presta fundamentalmente a través de la contratación de un intérprete de lengua de signos española para "acompañar a la persona sorda en la realización de acciones de vital importancia para la misma como asistir a una consulta médica, realizar una gestión bancaria o jurídica, facilitar el acceso al empleo, acudir a urgencias, o llamar por teléfono". Asimismo se ocupa de facilitar el desarrollo de actividades de carácter grupal dentro y fuera de la asociación.

Mas servicio.

Este servicio cubierto por este convenio se verá complementado con otro muy esperado y valorado por el colectivo. "En poco más de un mes -ha confirmado la alcaldesa- contaremos con un servicio de intérpretes de lenguaje de signos propio del Ayuntamiento que, presencialmente de forma estable y también para actividades concretas, facilitará información municipal y la realización de gestiones a las personas sordas".

Se trata de un anuncio que la alcaldesa ya realizó en el Debate del Estado de la Ciudad y para el que en este momento se está redactando el pliego de condiciones para sacar a licitación el contrato. Con él, el Ayuntamiento dispondrá de un intérprete en la zona del 010 en un horario determinado y que también podrá prestar este servicio en los plenos o en otros actos como el disparo del cohete de San Mateo.

En los últimos años este servicio se había contratado para actividades concretas pero a partir de ahora el Ayuntamiento contará con él de manera estable, "facilitando el día a día de estas personas, favoreciendo su participación en eventos extraordinarios y contribuyendo a darles visibilidad".

La visibilidad y sensibilidad con el problema de estas personas es también uno de los objetivos que se persigue tanto desde el Ayuntamiento como desde la asociación, integrada en el Consejo Municipal de la Discapacidad, desde el que se determinan las acciones más adecuadas que pueden llevarse a cabo con los distintos colectivos.

La Asociación de Personas Sordas de La Rioja se fundó en 1972. Actualmente cuenta con 88 socios, cuatro profesionales y una persona voluntaria que desarrollan una importante labor desde la sede ubicada en la calle Fundición.

El año pasado la cuantía del convenio firmado fue un poco mayor (36.000 euros), ya que para este ejercicio está prevista la contratación de este servicio que el Ayuntamiento prestará directamente.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.