El vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, ha propuesto a los grupos municipales del Ayuntamiento que las ordenanzas fiscales de 2015 no supongan una merma de ingresos al advertir de que si se reducen también se verán afectados los gastos.

Gimeno ha asegurado que el Gobierno de la ciudad "no está cerrado a reducir alguno de los impuestos, pero entonces tendrán que subir otros porque si no nos veremos afectados en el presupuesto del próximo ejercicio".

Tras apuntar que este debate lo quiere cerrar con los grupos municipales antes del 25 de septiembre, porque "el Gobierno quiere acelerar este asunto", ha insistido en que la condición es que no bajen los ingresos.

A modo de ejemplo ha citado que "si se mantienen los tipos como están, el IBI seguirá igual, siempre que no toquemos las ordenanzas fiscales" y con el objetivo de que se mantenga en 550 millones de euros el gasto no financiero para 2015.

En rueda de prensa, también ha reconocido que ha mantenido contactos "informales" con los grupos municipales de CHA e IU con el horizonte de aprobar las ordenanzas fiscales el 25 de septiembre como "fecha límite para tener el presupuesto rápidamente, sino se tendría que prorrogar".

Sobre las negociaciones con el grupo municipal del PP, ha dicho que "siempre nos dicen que bajemos los impuestos y así empezamos mal porque sin ingresos no se cómo se van a financiar los gastos".

677

Millones de euros en 2015

Gimeno ha subrayado que el Gobierno de Zaragoza apuesta por tener un presupuesto como el de 2014 en gasto no financiero, de 550 millones de euros, más otros 15 millones provenientes de una modificación de crédito que se aprobará próximamente para gasto obligatorio. A todo ello se sumará el gasto financiero para alcanzar una cifra que rondaría los 677 millones de euros.

Sobre la modificación de crédito de 15 millones de euros, Gimeno ha explicado que 10 millones proceden del plan de pago a proveedores y unos 4 millones de créditos pendientes de la Diputación General de Aragón (DGA) que "no avanzan". La cuantía total se destinará al pago de contratas en movilidad, parques y jardines o "insuficiencias de luz" para dejar claro que "todo es gasto obligatorio".

Gimeno ha reconocido que "obviamente se recurre una modificación de crédito porque las partidas no estaban suficientemente dotadas y lo sabemos ahora, en septiembre".

Otro dato que ha aportado es el techo de gasto para 2015 que "no pasará del 1,7 por ciento del presupuesto, algo menos de 10 millones de euros" y con los que se tienen que consolidar parte de las modificaciones de crédito destinadas a gasto corriente.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.