Prisión incondicional y sin fianza para el detenido tras matar a su pareja en Torrox, Málaga

Agentes de la Guardia Civil en la puerta del bloque en la barriada Conejito de Torrox donde ha sido hallada muerta Ana María Márquez.
Agentes de la Guardia Civil en la puerta del bloque en la barriada Conejito de Torrox donde ha sido hallada muerta Ana María Márquez.
EFE

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Torrox (Málaga) ha decretado este domingo prisión incondicional, comunicada y sin fianza para el detenido el viernes por la muerte de su pareja, Ana María Márquez, de 37 años.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han informado de que al agresor, Miguel M. A., se le imputan los delitos de homicidio y malos tratos habituales.

En su comparecencia ante la jueza, que lleva los casos de violencia machista en el partido judicial de Torrox y que ha comenzado en torno a las 10.00 horas, ha reconocido los hechos, aunque ha manifestado que actuó en defensa propia, y también ha precisado que había pegado a su pareja anteriormente "un par de veces".

Las mismas fuentes han señalado que el detenido, de 40 años y cordobés, se ha negado a contestar más preguntas.

Este hombre tenía una condena anterior fijada en 2006 por un juzgado de lo Penal de Córdoba por un delito de amenazas cometido contra una expareja.

Fue arrestado en el domicilio de la víctima, Ana María Márquez, cordobesa y arqueóloga de profesión, que dirigía desde noviembre de 2013 el Museo de Historia de Nerja (Málaga), perteneciente a la Fundación Cueva de Nerja, y que presuntamente murió degollada.

Este individuo, que regentaba un bar en Córdoba, fue arrestado por los agentes de la Guardia Civil que acudieron a la vivienda de Ana María, después de que los vecinos alertaran de gritos y golpes en el domicilio, situado en el bloque Señorío del Mar de la zona de El Peñoncillo de Torrox-Costa.

Fuentes cercanas a la investigación han informado de que, cuando los agentes del instituto armado accedieron a la vivienda por la terraza, el agresor les dijo que no corriesen y que "ya estaba todo hecho".

Asimismo, las mismas fuentes han apuntado que el hombre se encaró con los agentes, que encontraron a la mujer en la bañera con numerosas cuchilladas en el pecho, el abdomen y las manos, y una herida mortal en el cuello. Uno de los agentes trató de taponar la herida del cuello con una toalla, pero fue en vano y la mujer falleció poco después.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento