La consejera de Agricultura del Gobierno de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, ha dado los últimos detalles de los trabajos de extinción de los dos fuegos de nivel 2 que permanecen activos en la provincia de Guadalajara en Cogolludo y Bustares, indicando que una vez que los medios aéreos han abandonado la zona, permanecerán más de un centenar de efectivos intentando controlar las llamas en cada uno de los dos incendios, que mantienen el nivel 2 de alerta.

En declaraciones a los medios desde el Centro Operativo del incendio de Cogolludo, Soriano ha señalado que la situación en estos momentos es más "preocupante" en el fuego de este término municipal, ya que ha afectado a una zona muy densa de pinares.

Se ha mostrado confiada en que la previsión de bajada de las temperaturas durante este sábado facilite los trabajos, aunque se esperan rachas de viento que podrían complicar las tareas de control de las llamas.

Según Soriano, "son dos incendios grandes y hay que esperar a que cambien las condiciones ambientales" cuando llegue el día y vuelvan los medios aéreos a la zona.

Sobre el fuego de Cogolludo, no ha descartado que haya que desalojar a vecinos de la localidad de Veguillas de manera preventiva.

La consejera de Agricultura permanecerá toda la noche en la zona supervisando los trabajos de extinción. Además, en el Centro Operativo de Cogolludo han estado durante toda la tarde de este viernes la presidenta de la Diputación, Ana Guarinos; el delegado del Gobierno, Jesús Labrador; el delegado de la Junta, José Luis Condado; y el subdelegado del Gobierno en la provincia, Juan Pablo Sánchez.