La rectora de la Universidad de Málaga (UMA), Adelaida de la Calle, y el alcalde de la localidad malagueña de Vélez-Málaga, Francisco Delgado Bonilla, han clausurado este viernes los cursos de verano en esta localidad, donde el balance ha sido, según ha destacado el regidor, "altamente positivo".

La rectora ha destacado la "idoneidad" de las materias elegidas para los cursos de la Axarquía, ya que "el objetivo es dar una respuesta a la sociedad en general, no sólo a los estudiantes", algo que han conseguido con temas que abarcan todas las áreas.

Asimismo, ha destacado que la UMA "es de toda la provincia" y que una prueba de su compromiso es esta actividad estival, que en Vélez-Málaga cumple su décimo aniversario. "La Universidad quiere ser un libro abierto a todos, todos los días de año", ha afirmado De la Calle.

Por su parte, el alcalde ha destacado que tras una década de cursos, "cada año vamos avanzando en todos los sentidos y acertando en los contenidos que nos demanda la sociedad y los sectores estratégicos de nuestra ciudad". Así, ha concluido diciendo que "10 años de éxito continuado que nos sirven de aliento para seguir trabajando en el futuro".

En la sede de la capital, los encargados de concluir los cursos han sido el vicerrector de Coordinación Académica de la UMA, José Ángel Narváez; el director de la Cátedra Unesco de Comunicación de la UMA, Bernardo Díaz Nosty, así como los directores de los cursos que se han desarrollado en Málaga.

Narváez ha destacado la "predisposición" de la institución para "seguir cooperando en futuras ediciones" ya que, ha defendido, "es importante formar a ciudadanos más que a profesionales, y estamos en esa línea".

Por su parte, Díaz Nosty ha subrayado que se han superado todas las expectativas. "Los cursos han estado bien programados y hemos contado con magníficos ponentes que se han convertido en un elemento catalizador de nuevas ideas", ha asegurado.

Para el director de la Cátedra Unesco de Comunicación, se trata de un elemento "muy importante para que la formación trascienda a la sociedad". Asimismo, ha mostrado su satisfacción por todos los cursos en una edición en la que se han contado "con menos recursos".

Empoderar a la ciudadanía

Una de las últimas ponencias de los cursos de verano de la UMA en Málaga ha sido la de la directora de la división de educación, cultura, ética, juventud y deportes del Área de Ciencias Humanas y Sociales de Unesco, Ángela Melo.

Melo ha enfatizado en la importancia de "llamar a la ciudadanía a participar en la agencia internacional y empoderarse" con el fin, ha dicho, "de reivindicar el derecho de formar parte de las decisiones que implican que los Estados sean socialmente responsables".

La experta ha instado a la sociedad civil a formar parte de la agenda 2015 de la Unesco, en la que se pretende que todos los países se comprometan a responder a unos indicadores para implementar la dignidad por igual en todos los estratos de la vida pública.

Sobre la aplicación real de los derechos humanos, Melo ha señalado que es necesario que todos los países "se pongan de acuerdo para que impere la coherencia, ya que hasta ahora los derechos humanos se han politizado", ha señalado la experta.

No obstante, y desde una perspectiva positiva, ha señalado que los Estados caminan hacia la responsabilidad social en la implementación de los derechos fundamentales para que estos se conviertan en un "estilo de vida". "Es posible caminar hacia la erradicación de la discriminación y la estigmación", ha finalizado.

VACUNAS

El presidente de la Real Academia Nacional de Farmacia y profesor de Investigación del CSIC, Mariano Esteban, ha sido el encargado de dar la conferencia de clausura en Vélez-Málaga y ha hablado sobre el estado actual de las vacunas para enfermedades emergentes.

"Hay enfermedades para las que actualmente no tenemos remedios eficaces. Tenemos virus emergentes como el ébola, con una tasa de mortandad del 90 por ciento, o el chikungunya, que se está extendiendo muy rápidamente, por lo que hay que hacer esfuerzos importantes", ha afirmado.

Esteban ha insistido en que hay que tomar las medidas necesarias para tratar de controlar este tipo de enfermedades, asegurando que "basta que una persona no muera para que valga la pena todo el desembolso que se haga en su investigación, se trata de salvar vidas".

No obstante, Esteban ha asegurado que existen métodos para controlar las epidemias y evitar que se conviertan en pandemias. "Desde la Organización Mundial de la Salud se avisa a los países afectados para establecer las medidas profilácticas necesarias", ha indicado.

Esteban ha criticado también los recortes a las ayudas a la investigación por parte del Gobierno nacional: "A nivel global los laboratorios reciben ayudas de Gobiernos como el de Estados Unidos y de Europa y de Fundaciones como la de Bill Gates, en España las ayudas a las investigaciones se han reducido", ha indicado.

El experto ha señalado la "gravedad del problema para un país que ha estado hasta hace poco entre los diez primeros a nivel mundial en ciencia y tecnología". "Sin esas ayudas estamos avocados a quedarnos totalmente relegados de lo que un país necesita. Una sociedad sin ciencia es una sociedad sin futuro", ha lamentado.

"Sabemos que se están haciendo esfuerzos, pero lo que no nos podemos permitir es perder a los jóvenes investigadores, que son la esencia del futuro. Sin ellos estamos avocados a renunciar al progreso", ha concluido el investigador.

Consulta aquí más noticias de Málaga.