ANPE Canarias ha acusado a la Consejería regional de Educación de "falta de voluntad" para alcanzar acuerdos con los sindicatos, tras las mesa sectorial celebrada el jueves.

Asimismo, el sindicato criticó que para la Consejería de Educación la negociación con los representantes de los trabajadores es "un simple trámite", por lo que entienden que consideran que la Consejería "no está demostrando ninguna voluntad de diálogo ni la más mínima intención de suscribir acuerdos".

En este sentido, acusó al Gobierno regional de considerar "el mandato legal para negociar las condiciones laborales del personal docente como un simple e inútil trámite burocrático que se limita" a cumplir formalmente, de ahí que califica las sesiones de la mesa "en un mero simulacro que ya no convence a nadie", según informó ANPE en nota de prensa.

Al respecto, también criticaron que finalmente presentaron el Proyecto de Decreto con el nuevo currículo de Primaria, "como siempre, tarde y con muchas prisas, olvidándose del otro Decreto que desarrollará la Formación Profesional Básica en Canarias", lo que demuestra, matizan, se trata de "superar un acto administrativo que, una vez concluido, permitirá al Gobierno su publicación en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), sin cambiar ni una letra del texto aportado para este sucedáneo de debate con los sindicatos".

Para ANPE todo esto evidencia "el poco respeto que tienen, no sólo a los representantes legales del profesorado, sino también al propio Consejo Escolar de Canarias". El sindicato añadió que antes de que la Consejería enviara el borrador del Decreto al Consejo Escolar, "hacía varias semanas que la Viceconsejería de Educación, ignorando las formas y los plazos legales más elementales, envió a los centros unas instrucciones para imponer 'de facto' el nuevo currículo en el próximo curso escolar".

Sin embargo, el sindicato ha propuesto, entre otras, que se oferte a los centros dos tipos de horarios diferentes, con sesiones de 45 y de 60 minutos, para que cada comunidad escolar pueda ejercer su derecho a la libre elección, en uso de su autonomía o fomentar la continuidad del tutor con su grupo durante dos cursos consecutivos.

Asimismo, han mostrado su oposición a que se asigne "una sola sesión semanal a Religión", reduciendo a la mitad su actual carga lectiva y dejando a los Consejos Escolares de los centros la posibilidad de "elegir" la segunda sesión, además de criticar el "despido a más de 300 profesionales de la enseñanza pública", lo que "atenta gravemente" contra la libre elección, entre otras cuestiones.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.