"Ayúdanos a que sus mentiras no queden impunes. Necesitamos reunir 10.043 € para pagar los gastos judiciales. Pero una vez más entre todos podemos conseguirlo. Esta vez vamos a hacer que los que actúan como si estuvieran por encima de la ley tengan que responder ante los tribunales". Fue el mensaje de Podemos para mover el 'crowdfunding' en las redes sociales, donde ha anunciado la presentación de una demanda de conciliación previa a una querella contra la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, por haber acusado al líder de esta formación, Pablo Iglesias, "de estar con" ETA y "apoyar" a ETA.

Más tarde, Podemos ha anunciado que se había logrado esa cantidad en un tiempo récord, tres horas, por lo que la ayuda ha seguido creciendo hasta llegar a los 16.000 euros a media tarde de este miércoles.

En un comunicado, Podemos señala asimismo que dirige otra demanda contra el periodista del diario El Mundo Eduardo Inda, que acusó a Iglesias "de recibir dinero de un Gobierno extranjero".

La demanda de conciliación es "el primer paso" que exige la ley antes de la interposición de una querella, y ofrece la "rectificación pública de las acusaciones vertidas", precisa el comunicado, que añade que "si no fuese aceptada, las acciones proseguirían su curso por la vía correspondiente".

Se trata de comportamientos claramente delictivos Podemos explica que ha decidido emprender acciones legales "inmediatas" en respuesta a las "graves acusaciones e insinuaciones vertidas" por Aguirre e Inda. "Entendemos que estas expresiones, dirigidas contra Pablo Iglesias y Podemos, no son solo injurias intolerables que ningún ciudadano ni organización han de verse obligados a soportar, sino que suponen, en alguna de sus modulaciones, la imputación de gravísimos delitos que menoscaban el honor de este partido y el de sus portavoces", recoge el comunicado.

Añade que "se trata de comportamientos claramente delictivos y que perturban gravemente el orden social" y considera que son declaraciones "que pueden llegar a incitar al odio y servir para legitimar comportamientos violentos".