El Museo de León ha elegido como pieza del mes de julio una fíbula de un guerrero de la Segunda Edad del Hierro, hallada en el río Torío, porque se trata de un ejemplo representativo del trabajo del bronce en el norte de la Península Ibérica entre los siglos IV y I antes de Cristo.

La fíbula, un imperdible usado para unir piezas de vestir, pudo haber formado parte del ajuar funerario de una tumba de incineración situada en la orilla del Torío. En este caso, la pieza representa un jinete con casco y bandoleras sobre un caballo, lo que ha llevado a pensar que perteneció a un guerrero de su tiempo, han informado fuentes de la Delegación Territorial.

Durante la época a la que pertenece este objeto, la Segunda Edad de Hierro, el empleo del bronce había quedado ya relegado a un uso principalmente ornamental debido a que se generalizó la utilización del hierro para la fabricación de armas. Esta fíbula es una prueba de los cambios socioculturales de la época, sobre todo por la complejidad en las técnicas ornamentales usadas para su elaboración.

Sobre esta pieza se aplicaron técnicas de troquelado y nielado, que son muestra del florecimiento de nuevos artistas y artesanos como consecuencia de los cambios sociales, han agregado las mismas fuentes.

El Museo de León ha programado visitas guiadas gratuitas durante el mes de julio de martes a domingo, a las 14.30 horas, en la que se explicará de forma detallada la pieza del mes. Además, el centro se puede visitar en horario habitual de martes a sábado de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 19.00 horas; y domingos y festivos de 10.00 a 14.00 horas.

Consulta aquí más noticias de León.