Oriol Junqueras
El presidente de ERC, Oriol Junqueras, durante una entrevista con ACN. ALEIX MOLDES / ACN

ERC ha sido uno de los partidos con representación al Congreso que ha decidido no asistir este jueves a la proclamación de Felip VI como nuevo rey de España. En una entrevista a ACN, el líder republicano, Oriol Junqueras, ha afirmado que "no hace falta hacer comedia" asistiendo a un acto que podría ser interpretado como un aval a los cambios que se han producido en el Estado.

"La historia nos ha demostrado que del estado español no podemos esperar nada ni cuando es una monarquía absoluta o constitucional ni cuando es una república", ha destacado. Junqueras asegura que no tiene "ninguna esperanza que el Estado español cambie de actitud respecto los derechos e intereses de los ciudadanos de Cataluña".

Junqueras no tiene ningún interés en el relevo dinástico al frente del Estado. "Mi objetivo no es ver cómo nos entendemos con un Estado que nunca ha querido entenderse con nosotros, que no tiene ninguna intención de pactar nada significativo con nosotros", ha insistido. "Mi objetivo es la libertad de mi país, la democracia y que los ciudadanos tengan las mejores herramientas para garantizar la justicia social", ha subrayado.

Lo que tenemos que hacer es defender la democracia y los intereses de los catalanesAl líder republicano tampoco le interesan las razones que han llevado a Juan Carlos I a abdicar en su hijo. "Que lo hagan por el que quieran y cómo quieran", ha indicado. "Lo que tenemos que hacer nosotros es defender la democracia y los intereses de los ciudadanos de Cataluña", ha recalcado.

Ni Alfred Bosch ni Joan Tardà ni Teresa Jordà asisten este jueves a la proclamación del nuevo monarca en el Congreso de los Diputados porque no confían en las instituciones españolas. "¿Cuándo hemos sacado algo de provecho? ¿Cuándo ha habido un reconocimiento efectivo de nuestros derechos colectivos y sociales? Si no ha pasado nunca, es perfectamente razonable pensar que no pasará", ha opinado el presidente republicano.

Por último, no ha querido valorar la asistencia del presidente de la Generalitat, Artur Mas, a los actos institucionales previstos en Madrid. El presidente de ERC se ha limitado a decir que es una decisión que corresponde a Mas y que él no opina sobre el que hacen los otros.

Bandera republicana

Justo cuando empezaba el acto de proclamación de Felipe VI, las juventudes de ICV Joves d'Esquerra Verda han vestido el obelisco de la plaza Juan Carlos I con una bandera republicana para reclamar un referéndum sobre la continuidad de la Monarquía en el que también ha participado el colíder ecosocialista, Joan Herrera. Su formación tampoco ha asistido al acto de entronización.

ICV reclama un referéndum sobre la continuidad de la monarquíaEn declaraciones a los periodistas, Herrera ha afirmado que la proclamación de Felipe VI "no es un acto de coronación sino de imposición" que expresa una forma de hacer política basada en una democracia autoritaria, y ha reivindicado el derecho a decidir de los ciudadanos sobre si quieren una Monarquía o una República.

El acto de las juventudes ecosocialistas, encabezado por el coordinador de Joves d'Esquerra Verda (JEV), se ha producido a las 10.30 —coincidiendo con el inicio de la proclamación de Felipe VI—, y ha consistido en envolver con una bandera republicana la base del obelisco de la plaza, situada en el cruce de Passeig de Gràcia y Diagonal de Barcelona.

Avenida de la República Catalana

Las juventudes de ERC (JERC) han renombrado Avinguda de la República Catalana la avenida barcelonesa Príncep d'Astúries y están haciendo lo mismo en otras vías de la ciudad y de Cataluña con nombres dedicados a la realeza, que cubren con carteles que representan ser placas de calle.

La Monarquía fue legitimada y puesta a dedo por el franquismoLo hacen como acto simbólico para evidenciar que no tienen vínculos con la Corona: "No tenemos ningún vinculo que nos una con la Monarquía española ni el Estado español", ha resumido el portavoz de las JERC, Gerard Gómez, que, junto a una decena de miembros de las juventudes, ha pegado sobre la placa de la avenida el cartel de la República Catalana que imita la placa de la calle.

La acción de los republicanos ha coincidido con los actos de proclamación de Felipe VI en Madrid, un acontecimiento que, han dicho, no tiene significación para ellos: "Para nosotros ni empieza nada ni continúa nada. Nos sentimos completamente desvinculados". Eso se debe, explican a que la Monarquía fue "legitimada y puesta a dedo por el franquismo", y ha lamentado que la ciudadanía no haya podido posicionarse sobre si ese es el modelo de Estado que quieren para España.

Aun así, ha remarcado que los republicanos ya se sienten fuera de todo este debate porque están concentrados en poder llevar a cabo la consulta de autodeterminación del 9 de noviembre y que se imponga la independencia: "Para nosotros Felipe VI no será Rey, porque el 9N saldremos a votar legítimamente que queremos una república catalana".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.