Afectados de Coca-Cola
Los trabajadores afectados por Coca-Cola, en una protesta contra los despidos. JORGE PARÍS

La Audiencia Nacional ha declarado nulo el ERE de Coca-Cola y obliga en su sentencia a readmitir a los empleados afectados por los despidos. También obliga a la compañía a pagar los salarios "dejados de percibir" por los trabajadores y según fuentes de CSIF, uno de los sindicatos que impugnó los despidos, todos los acuerdos individuales de recolocación de los trabajadores despedidos quedan anulados. La sentencia puede recurrirse ante el Supremo.

El juicio se celebró el pasado martes en la Audiencia por la impugnación del Expediente de Reglación de Empleo (ERE) en Coca-Coca Iberian Partners, que ha afectó a 1.190 empleados y supuso el cierre de cuatro plantas: las fábricas de Fuenlabrada (Madrid), Mallorca, Alicante y Asturias. En su sentencia, la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha estimado las demandas de los sindicatos CSIF, UGT y CC OO contra la decisión extintiva de la empresa, que argumentó causas organizativas y productivas para poner en marcha esa medida.

La Audiencia explica en su sentencia que el origen del conflicto viene de la fusión de las ocho embotelladoras que la marca tenía en España en una sola, en un proceso de fusión del que resultó Coca-Cola Iberian Partners como compañía autorizada para preparar y envasar las bebidas en España y Portugal.

Se ha producido incumplimiento de las obligaciones de información, consulta y negociación Fruto de esa fusión, la compañía puso en marcha una serie de ajustes para ahorrar costes, entre los que estaba reducir la plantilla a través de diferentes medidas como las prejubilaciones, las bajas incentivadas o las recolocaciones, así como los despidos forzosos en caso de que no se llegara al objetivo de la reestructuración. Todos los acuerdos indivuales a los que llegaron los trabajadores que no fueron despedidos también quedan derogados, según CISF.

Los sindicatos se negaron a aceptar el acuerdo si ello suponía el cierre de fábricas, como efectivamente ocurrió con las de Fuenlabrada, Palma de Mallorca, Alicante y Asturias. Ahora, la Sala de lo Social declara nulo el despido colectivo porque el nuevo empleador es un grupo de empresas que nunca se ha constituido formalmente como empresario, no habiendo informado ni negociado el cambio de empresario con los representantes de los trabajadores, que se encontraron dicho cambio al ser convocados para negociar el despido colectivo, a pesar de mantenerse de alta cada uno para su empresa respectiva.

"Se ha producido, por tanto, un completo y manifiesto incumplimiento de las obligaciones de información, consulta y negociación en el supuesto de cambio de titularidad de la empresa. Y no se trata de un incumplimiento situado en el pasado (…) es un incumplimiento que se mantiene en el presente y se proyecta sobre el periodo de consultas del despido colectivo, porque en ese momento la información y documentación sobre la constitución del grupo era todavía incompleta", dice la sentencia.

Prácticas de "esquirolaje" por la empresa

La Audiencia acepta otro de los argumentos de los demandantes respecto a la irregularidad de las prácticas de "esquirolaje" puestas en práctica por Coca Cola durante la huelga masiva de los trabajadores de la planta de Fuenlabrada. Según los magistrados, "en este caso ha existido una conducta ilícita que es imputable a Coca-Coca Iberian Partners y que ha tenido como finalidad y efecto minorar las consecuencias del ejercicio por los trabajadores del centro de Fuenlabrada de sus derecho constitucional de huelga".

La conducta, describe la sentencia, consistió en modificar las rutas de distribución del producto de otras factorías para suministrar producto a Madrid, por lo que también se aprecia causa de nulidad, dado que de esa forma se desactivó la eficacia de la huelga, que es un instrumento lícito de los trabajadores en el marco de la negociación del despido colectivo. En este punto, la resolución recuerda que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social investigó esos hechos y los consideró contrarios al derecho fundamental de huelga y constitutivos

La postura de Coca-Cola

Coca-Cola Iberia emitía un comunicado tras conocerse la sentencia en el que aseguraba que "llama la atención que la sentencia, a pesar de validar los postulados del embotellador concluya incomprensiblemente en nulidad".

La compañía anuncia que han sido "informados de que la sentencia será recurrida por el embotellador" y opina que la sentencia "supone la innecesaria prolongación del proceso de reestructuración del embotellador", dado que según Coca-Cola "la nulidad no afecta a la situación de las cuatro plantas que se han cerrado" y "tampoco supone la reincorporación automática de los trabajadores afectados, que tendrán que aguardar a una sentencia firme tras el recurso".

El comunicado acaba afirmando que "lo que más preocupa a la Compañía es la situación de incertidumbre que esto va a provocar en aquellos cientos de trabajadores que libremente se acogieron en su día a las generosas medidas de bajas incentivadas, prejubilaciones y recolocaciones que el embotellador les ofertó".

El juicio celebrado este martes en la Audiencia Nacional por la impugnación del Expediente de Reglación de Empleo (ERE) en Coca-Coca Iberian Partners, que ha afectado a 1.190 empleados y ha supuesto el cierre de cuatro plantas, ha concluido cercanas las 15.00 horas y queda visto para sentencia, que se conocerá en una o dos semanas, según han informado fuentes sindicales.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/2157263/0/concluye/ere/juicio-coca-cola/#xtor=AD-15&xts=467263