La cadena humana organizada para reivindicar el derecho a decidir de los vascos ha conseguido unir  este mediodía los 123 kilómetros que hay entre Durango, en Vizcaya, y Pamplona con más de 100.000 personas.

El colectivo "Gure Esku Dago" ("Está en nuestra mano"), organizador de esta iniciativa, ha confirmado que la cadena se ha completado y que el número de asistentes ha superado con creces sus expectativas. La cadena humana ha quedado formada hasta las 12.30 horas.

Fue necesario redistribuir a algunos participantes para llenar huecosMás de 900 autobuses han partido a primera hora del domingo desde diferentes municipios vascos y navarros para acercar a las personas inscritas en la iniciativa a los respectivos puntos kilométricos que les habían asignado para completar el recorrido.

Así, desde las 10.00 horas los asistentes han ido ubicándose respetando las indicaciones que se habían pintado en la calzada y la cadena humana ha ido tomando forma, en una mañana soleada y con temperaturas veraniegas.

Ha sido necesario redistribuir a algunos participantes para llenar algunos huecos que se habían creado, mientras la cadena humana contaba con varias filas de personas que se situaban en otros puntos.

En un ambiente festivo, los eslabones de la cadena ataviados con camisetas diseñadas por 'Gure Esku Dago' y portando numerosas ikurriñas, han aguardado en sus puestos por la reivindicación "Somos una nación, tenemos derecho a decidir, es el momento de la ciudadanía".

La iniciativa ha buscado sumar participantes a título individual y que instituciones, partidos y otras organizaciones queden en un segundo plano.

Políticos

Durante la cadena, se han escuchado gritos a favor de la independencia, y han unido sus manos por el derecho a decidir representantes de partidos de la coalición Bildu, como Hasier Arraiz (Sortu) y Pello Urizar (EA), diputados como Sabino Cuadra y Xabier Mikel Errekondo, entre otros.

Por parte del PNV ha estado su presidente, Andoni Ortuzar, que se ha situado en el alto de Kanpazar, y los guipuzcoanos Joseba Egibar y Marker Olano, en Ataun, así como el senador Iñaki Anasagasti.

Joan Tardá, portavoz de ERC, ha estado presente en Pamplona

También han participado el coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta, representantes de Podemos y Ezker Batua-Berdeak, además de catalanes que ya participaron en 2013 en una cadena humana que se desarrolló con motivo de la Diada, como el portavoz de ERC, Joan Tardá, que ha estado en Pamplona.

Se han sumado el ex lehendakari Carlos Garaikoetxea, el dirigente del PSC José Luis Uriz, y diversos dirigentes críticos con la actual dirección de los socialistas navarros.

La reivindicación ha contado con la exconsejera socialista Gemma Zabaleta, los secretarios generales de los sindicatos ELA y LAB, Adolfo Muñoz 'Txiki' y Ainhoa Etxaide, respectivamente, y una de las responsables de CC OO de Euskadi, Garbiñe Espejo.

Asimismo, estaban el escritor que fue Premio Nacional de Narrativa 2009 Kirmen Uribe y el alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre.

Participación de niños para entorpecer

La Policía Nacional ha denunciado la utilización de niños para cortar el tráfico en Pamplona durante la cadena humana, lo que "ha dificultado" su labor.

El Gobierno de Navarra cifra en unas 3.000 personas la participación en Pamplona Así lo han manifestado fuentes de la Delegación del Gobierno en Navarra, que han cifrado en unas 3.000 las personas que han participado en Pamplona en la movilización en favor del derecho a decidir.

Algunos tramos de la cadena humana por la Comunidad foral han estado "llenos", pero otros "no se han completado", según las citadas fuentes.

Por su parte, tanto la Policía Foral de Navarra como la Ertzaintza han destacado la ausencia de incidencias de gravedad en un acto que, según los organizadores, ha congregado a más de 150.000 personas.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.