El BCE baja los tipos de interés en la zona euro del 0,25% al mínimo histórico del 0,15%

Imagen de la entrada del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort (Alemania).
Imagen de la entrada del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort (Alemania).
EFE

El Banco Central Europeo (BCE) bajó este jueves los tipos de interés en la zona del euro en 10 puntos básicos, hasta el mínimo histórico del 0,15%, para impulsar el crecimiento y la inflación. Asimismo, bajó también en 10 puntos básicos la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, hasta el -0,1%, de este modo el BCE penalizará por primera vez a los bancos que quieran depositar dinero en su ventanilla con el fin de impulsar el crédito.

Los mercados habían descontado que el BCE recortaría el precio del dinero pero no estaba claro si en 10 ó 15 puntos básicos. Finalmente el BCE ha optado por hacerlo en solo 10 puntos básicos y dejarse más margen de maniobra por si tiene que actuar de nuevo.

El BCE ha sorprendido con el recorte de 35 puntos básicos de la facilidad marginal de crédito y ahora prestará a los bancos a un día a tan sólo el 0,4%.

El presidente de Francia, François Hollande, se congratuló de esta decisión, en tanto que la canciller alemana, Angela Merkel, dijo "tomar nota" de la medida. "Saludo las decisiones del BCE para mejorar la financiación de la economía", afirmó Hollande en una conferencia de prensa al término de la segunda jornada de la cumbre del G-7 celebrada en Bruselas. "El BCE ha sido consciente de que el riesgo es la deflación, tener economías que no despegan lo suficiente", añadió el jefe de Estado de Francia.

¿Afectará al ciudadano de a pie?

Para Victoria Torre, analista de Selfbank, la bajada de tipos de interés no debería afectar demasiado al ciudadano de a pie porque ya nos encontrábamos en unos tipos bajos. Asegura que el efecto en la economía será "más psicológico que real".

La Asociación Europea de Asesores Financieros, sin embargo, señala que la medida del BCE, unida al descenso del rendimiento sufrido por los depósitos en los últimos meses, forman un "cóctel explosivo" que también afecta a los particulares. Consideran que la bajada de tipos abaratará las hipotecas que estén vinculadas al euríbor, pero también reducirá la rentabilidad de los depósitos, por lo que los ahorradores tendrán que asumir más riesgos si quieren sacar más partido a su dinero.

La rebaja del precio del dinero "resta atractivo a los activos más conservadores", como es el caso de los depósitos, por lo que los ahorradores particulares tendrán que buscar otro tipo de inversiones si quieren obtener una buena rentabilidad. La asociación aconseja que, a la hora de decidir dónde se van a colocar los ahorros, "siempre hay que atender al perfil de cada uno", se debe tener en cuenta que "no existe el producto perfecto", y no se puede invertir en algo que no se entiende.

El euro cae con fuerza

El euro caía con fuerza tras conocerse la decisión del BCE y se cambia a 1,3567 dólares, frente a los 1,3608 dólares a los que se cambiaba antes de conocerse la caída de las tasas de interés rectoras. La moneda única se cambiaba a 1,39 dólares hace un mes, cuando el BCE celebró la anterior reunión. La fortaleza del euro mantiene la inflación baja y perjudica las exportaciones de las empresas europeas.

La caída de la inflación en la zona del euro en mayo, dos décimas hasta el 0,5%, ha sido un argumento a favor de la bajada de los tipos de interés. Este porcentaje se aleja mucho del objetivo del BCE, que es una tasa en niveles inferiores, aunque próximos, al 2 %. La tasa de inflación se sitúa en la zona del euro por debajo del 1% desde hace ocho meses pero el BCE hasta ahora ha descartado la posibilidad de una deflación.

La economía de la zona del euro creció el 0,2% en el primer trimestre del año en comparación con el trimestre anterior. El Banco de Inglaterra dejó inalterada su tasa de interés rectora en el 0,5% y mantuvo el volumen de compra de activos.

Revisa a la baja sus pronósticos

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo este jueves que el BCE ha revisado a la baja sus pronósticos de inflación para este año, 2015 y 2016, respecto a los cálculos de marzo. El BCE prevé una inflación del 0,7% para este año, tres décimas menos que en los pronósticos de marzo.

Asimismo la entidad pronostica una inflación del 1,1 % para el 2015, dos décimas menos que en marzo, y del 1,4% para el 2016, una décima menos que en los pronósticos anteriores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento