Ponen mallas en los guardarraíles para proteger a los motoristas
Los operarios instalan el protector en O'Donnell.(Ayto. de Madrid)
Un kilómetro de malla extendida en los guardarraíles evita desde ayer que los motoristas que se accidenten en el túnel de O'Donnell sufran cortes y salidas de la vía. Este dispositivo es el primero que instala el Ayuntamiento, dento de un proyecto pionero en España para proteger los 82 kilómetros de vías de la capital.

El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, que usa moto para sus desplazamientos particulares (una BMW 1.200 R), anunció ayer que la implantación será progresiva: M-30, puentes sobre la M-30, accesos a la ciudad y la almendra central.

Reducir los golpes

El Ayuntamiento ha elegido un sistema de protección que no sólo recubre los filos de los guardarraíles, sino que impide también que los motoristas se salgan de la vía. El sistema está compuesto por una malla de hilos trenzados de alta resistencia al impacto que reducen la gravedad del golpe un 60%.

Los motoristas, que alegan que estas protecciones evitan el 15% de las muertes, aplauden la iniciativa, pero la Asociación Mutua Motoristas pidió un cambio de modelo de malla, pues el de O'Donnell tiene un «nivel de protección 2» y existe uno mejor.

La Comunidad dijo ayer que el 90% de los puntos peligrosos de la red están ya protegidos. Fomento tiene en marcha un plan para mejorar los quitamiedos de las carreteras estatales.

160.000 vehículos de dos ruedas

El parque de motocicletas y ciclomotores en Madrid supera ya los 160.000 vehículos y su demanda ha crecido de forma significativa en los últimos doce meses. Según datos de la DGT, sólo durante el pasado mes de febrero se matricularon en toda la región 2.500 motos.