Ferreira
Juan Manuel Ferreira –a la izquierda–, no piensa dejar su casa, afectada por las obras de la Tercera Ronda. (Moncho Fuentes)

Juan Manuel Ferreira vive en As Pedreiras, en San Pedro de Visma. Su casa es una de las afectadas por la construcción de la Tercera Ronda. Ayer finalizó el plazo de desalojo para él y nueve vecinos más de sus viviendas. Ellos se irán. Él no.

Juan Manuel tiene 46 años y lleva toda su vida «en la casa de los abuelos». A su propiedad –de mil metros cuadrados– le atan el sentimiento y «la viabilidad económica», dice. Aún no ha recibido la indemnización del Ayuntamiento y no quiere quedarse «en la calle», porque no tiene «medios». Es minusválido y pensionista.

Ha presentado un recurso –aún sin respuesta–, para suspender el desalojo y que le paguen antes de irse. Le darán 486.000 euros, a repartir con 19 familiares. «Si no me pagan, no me voy», dice Juan Manuel.

El caso contrario lo representan Eladio Gómez y Teresa Cea, un matrimonio septuagenario que vive en la casa de al lado de Juan Manuel. El pasado 13 de abril firmaron el contrato de una vivienda de alquiler en la calle Colombia. Esta pareja –y siete vecinos más– sí que se irán en cuanto reciban la orden de desalojo definitiva.

Teresa Cea explica que «sienta muy mal» dejar la vivienda en la que han vivido «casi 40 años», pero señala que «con lo que nos dieron estamos bastante contentos y esta casa ya estaba vieja».

Mientras ultiman los preparativos para mudarse, las excavadoras siguen sus trabajos justo al lado. La orden de derribo aún no es efectiva y los dos inmuebles aún aguantarán unos días en pie. El abogado de Juan Manuel Ferreira, Javier García, señala que «el Ayuntamiento está ahora estudiando el recurso, todavía no se sabe nada».

La circunvalación ya está en marcha

Las obras de la Tercera Ronda, el proyecto de 16 kilómetros de circunvalación de A Coruña, comenzaron en noviembre de 2006, en Visma. El denominado tramo urbano, de cuatro kilómetros y financiado por la Xunta, unirá la Ronda de Outeiro con el polígono de Pocomaco. El resto del proyecto corre a cargo del Ministerio de Fomento y enlazará el vial con la A-6. Esta fase se inició con la licitación de las obras en enero de este año. Este mismo mes se han iniciado los trámites para expropiar 600 fincas en Culleredo, para las conexiones con A Zapateira y Alvedro.