El humorista gráfico Joaquín Salvador Lavado 'Quino' (Mendoza, Argentina 1932), creador de Mafalda, ha sido galardonado este miércoles con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2014.

Este galardón le llega el mismo año en que se celebra el 50 aniversario de la creación de este popular cómic, que ha sido traducido a más de 30 idiomas y llevado al cine y la televisión.

Su candidatura, propuesta por el catedrático de Geografía y demógrafo Rafael Puyol, ya había despertado la simpatía de muchos de los 18 miembros del jurado antes de que este martes iniciasen en Oviedo las deliberaciones, bajo la presidencia del director del Instituto Cervantes, Víctor de la Concha.

El jurado ha destacado que 'Quino' ha sabido combinar con sabiduría "la simplicidad en el trazo del dibujo con la profundidad de su pensamiento".

'Quino' ha sabido combinar "la simplicidad en el trazo con la profundidad de su pensamiento"El acta, a la que ha dado lectura el presidente del tribunal y director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, recuerda que el dibujante argentino alcanzó fama internacional con la creación del universo de Mafalda, "una niña que percibe la complejidad del mundo desde la sencillez de los ojos infantiles".

Para los miembros del jurado, Mafalda es "inteligente, irónica, inconformista, contestataria y sensible", sueña con un mundo "más digno, justo y respetuoso con los derechos humanos" y los "lúcidos mensajes" que Quino transmite a través de su personaje siguen "vigentes" cincuenta años después de su nacimiento.

Asimismo, incide en que su obra conlleva un enorme valor educativo y ha sido traducida a numerosos idiomas, "lo que revela su dimensión universal", y sus personajes "trascienden cualquier geografía, edad y condición social".

Se impuso en la última votación

La candidatura de Quino se impuso en las últimas votaciones del jurado al periodista mexicano Jacobo Zabludovsky, al filósofo Emilio Lledó, la periodista congoleña Caddy Adzuba y el biólogo español afincado en Estados Unidos Francisco José Ayala. A este Premio optaban 22 propuestas de 14 nacionalidades.

El galardón de Comunicación y Humanidades, al que este año optaban veintiuna candidaturas, ha sido concedido, entre otros, a Annie Leibovitz, Shigeru Miyamoto, The Royal Society, los diarios El País, El Espectador y El Tiempo, Luis María Anson, la Agencia Efe, Václav Havel, la CNN, Umberto Eco, George Steiner, Hans Magnus Enzensberger y Ryszard Kapuscinski.

El premio está dotado con una escultura diseñada por Joan Miró —símbolo representativo del galardón—, 50.000 euros en metálico, un diploma y una insignia.

En esta XXXIV edición de los galardones se han fallado ya los premios de Artes, otorgado al arquitecto estadounidense Frank Gehry, y el de Ciencias Sociales, que recayó la semana pasada en el hispanista francés Joseph Pérez.

"Muy contento" y "sorprendido"

Me alegra que España me haya dado un premio que me remite a mi familia Quino aseguró que recibió la noticia "con sorpresa" y "muy contento". "No me lo esperaba", afirmó Quino en una rueda de prensa en Buenos Aires tras recibir la noticia. "Me alegra que España me haya dado un premio que me remite a mi familia",indicó el dibujante, natural de Mendoza e hijo de inmigrantes andaluces.

Quino dedicó el premio a su mujer, Alicia, de quien dijo que "ha sido clave" en la difusión de sus trabajos en todo el mundo. El más popular, Mafalda, cumple este año 50 años de vida, y su creador atribuye su éxito internacional al ambiente "de inmigración" en el que fue dibujado.

Quino se mostró sorprendido de que no se le hubiera dado antes un Premio Príncipe de Asturias a un dibujante y elogió "la larga tradición" en ese campo que hay en España.

Entre Madrid y Buenos Aires

Hijo de andaluces emigrados a Argentina en 1919, 'Quino' adoptó la nacionalidad española en 1990 y alterna su residencia entre Madrid y Buenos Aires.

Reconocido como uno de los más destacados humoristas gráficos internacionales, 'Quino' alcanzó la fama con las tiras de Mafalda, un personaje nacido para una campaña publicitaria frustrada que empezó a publicarse en 1964 en el semanario Primera Plana, de la capital argentina.

'Quino' reflejó el mundo de los adultos visto desde los ojos de un grupo de niños En esa serie, 'Quino' reflejó el mundo de los adultos visto desde los ojos de un grupo de niños en el que la protagonista era una niña preguntona, inteligente, irónica, inconformista, preocupada por la paz y los derechos humanos, que odia la sopa y ama a los Beatles.

Las historias de este personaje contestatario, que llegó a Europa en 1969 de la mano del Premio Príncipe de Asturias Umberto Eco, que la definió como una "heroína iracunda", se han publicado en diarios y revistas de todo el mundo.

En 1973, Quino dejó de dibujarla, aunque el interés por Mafalda ha seguido vigente hasta la actualidad, con sus libros reimprimiéndose y adaptándose a las nuevas tecnologías, disponibles en formato digital.

Tras esa etapa, Quino se entregó a un humor más ácido y negro, destinado en mayor medida a un público adulto y que ha ido recopilando en su colección de libros de humor.

Entre los más recientes se encuentran ¡Qué presente impresentable! (2005), La aventura de comer (2007) y ¿Quién anda ahí? (2013).